Actividades de lectura: leer como fuente de placer

Sé que probablemente hayas llegado a esta web buscando actividades de lectura y las encontrarás, en concreto, voy a presentarte un proyecto real de fomento de la lectura en un instituto con alumnado de Educación Secundaria Obligatoria. Pero en materia de plan de lectura me gustaría antes hacer una reflexión: posiblemente, más importante que la actividad en sí, tenga importancia el lugar, la compañía y que el niño o joven pueda alejarse de la rigidez del aula para así engancharse a la lectura.

Actividades de lectura: la importancia del lugar

La mayoría de los españoles tiene en su hogar el lugar habitual de lectura, seguido de sitios al aire libre. Se lee tanto en vacaciones como durante el resto del año, pero salvo al 11,8% de la población que consigue leer en el transporte público, ponerse ante un libro por placer parece relacionarse con un lugar tranquilo y cómodo, con el silencio y la desconexión como mejores vías para viajar al universo planteado por el autor. Si la mayoría de amantes de la lectura tienen esta actividad como vía de escape, poco sentido tiene que la mayoría de actividades de fomento de la lectura en los centros educativos se realicen en aulas de espacio limitado, con incómodas sillas, sobre un pupitre, en masa y rodeados por compañeros y amigos de la misma edad que no dejan de hablar. 


Lecturas obligatorias: ¿sí o no?

Si además buscamos inculcar un amor por los libros en una actividad lectora que surja espontánea y libre, habrá que gastar cuidado a la hora de poner lecturas obligatorias, destinar fragmentos limitados de clase o instaurar una lectura a cambio de recompensa en forma de porcentaje de nota o puntos extras en la asignatura. Esto puede generar que el niño se ponga a leer en el corto plazo a cambio de esa recompensa, pero a la larga puede ser contraproducente.

Puede incluso que una gran parte del alumnado ni siquiera en casa tenga un lugar adecuado para leer con calma. De hecho, las tentaciones de cualquier vivienda son múltiples entre la televisión, la videoconsola, el teléfono móvil o los hermanos correteando. 

Desconectar para leer

Para introducirse en la historia que narra un libro, lo primero es desconectar de la realidad que nos rodea y de las tecnologías, será así como viajaremos hasta el argumento y el escenario que nos plantea la obra literaria. Entendemos que eso es lo primero que hay que enseñar a un alumnado que aspire a conformar una comunidad lectora. Una vez hecho esto, el lector será capaz de viajar a cualquier parte del mundo donde se desarrolle la historia, un lugar lo suficientemente atractivo e interesante como para mantener esa desconexión y al que probablemente nuestro alumnado no haya tenido oportunidad de ir en la vida real, pero que se puede convertir en objetivo de la lectura. De hecho, uno de los objetivos de la asignatura de Lengua castellana y Literatura en Educación Secundaria Obligatoria coincide plenamente con esto: 

"Hacer de la lectura fuente de placer, de enriquecimiento personal y de conocimiento del mundo; que les permita el desarrollo de sus propios gustos e intereses literarios y su autonomía lectora".

Por ello, en este proyecto, en primer lugar, estuvimos trabajando en buscar en el centro educativo o en su entorno un lugar para leer tranquilamente y en contacto con la naturaleza con una lectura libre para posteriormente orientar al alumnado hacia una lectura que sirva, además de para divertirse con el argumento del libro, para conocer un lugar del mundo que no haya visitado, es decir, buscaremos primero desconectar con el libro y, posteriormente viajar. Además, como si de una reunión de amigos al regreso de vacaciones se tratara, el alumnado terminó realizando una exposición oral donde explicó a sus compañeros cómo es ese lugar y lo que allí sucedió. 

Desarrollé el proyecto en dos grupos de 2º de ESO, uno de 18 y otro de 21 alumnos. Pasamos a desarrollarlo paso a paso:


Sesión 1: Presentación del proyecto al alumnado 

En el aula, utilizando la pizarra digital, explicaremos de forma general el proyecto a realizar centrándonos en las posibilidades de evasión y liberación de la lectura y el acceso a los libros por puro placer, con tranquilidad y pudiendo conocer escenarios de todo tipo, viajando en el tiempo y conociendo personajes muy diversos. 

Presentaremos el espacio que vamos a utilizar para leer, ofreciendo a cada alumno a elegir un emplazamiento en nuestro espacio lector, algo bastante importante, ya que serán numerosas las sesiones de lectura a emplear en este lugar. Explicaremos las dos fases del proyecto de fomento de la lectura, la primera de lectura libre, por el simple placer de leer, sin que haya que realizar trabajo o examen sobre el libro, aunque el profesor sí vigilará que el alumnado esté leyendo y centrado en el libro y que el título elegido se pueda finalizar de leer en las siete sesiones destinadas a la actividad. 

En la segunda fase, se recomendará un título de entre distintas propuestas propuestas de lectura, la mayoría de ellos con ejemplares disponibles en la biblioteca escolar, con la peculiaridad de que cada uno de los argumentos de estos libros se desarrolla en un lugar y época determinadas. 

Al final de esta fase, cada alumno tendrá que hacer una presentación oral donde hable del lugar y que planificará en función de lo que ha leído y de la labor de documentación que requiera para completar la información sobre el lugar. Dicha presentación se grabará en vídeo utilizando una imagen de fondo en una tela de chroma a través de una tablet con Touchcast con la posibilidad de difundir los vídeos. 


Sesiones 2-8. Espacios lectores: lectura libre 

Tan sencillo como coger el libro y salir al lugar definido en nuestro proyecto como espacio de lectura para leer. Habrá que buscar lugares que inviten a la lectura de forma cómoda y tranquila. En el caso del centro educativo en el que hemos desarrollado la actividad de fomento de la lectura lo teníamos muy sencillo. El IES Emilio Muñoz en Cogollos Vega (Granada) se encuentra en las afueras del pueblo y dispone de amplios jardines rodeados de naturaleza, a los pies de la sierra de Huétor, en un lugar muy tranquilo. 

A la hora del comienzo de clase, el día de las actividades de lectura, el profesor llegará al aula y junto a todo el grupo, cada uno con sus libros, sale al exterior del alumnado para que cada uno se vaya situando en el lugar decidido de forma libre y comenzar a leer. Si es necesario, los alumnos se pueden llevar alguna toalla o esterilla para sentarse en el césped o incluso la propia silla del pupitre. 

Mientras el alumnado lee, el docente intentando interferir lo mínimo posible, irá paseando entre grupos para comprobar que efectivamente se está leyendo y respondiendo alguna de las dudas que el vocabulario o las expresiones de los libros pueda despertar. Lógicamente, en este instituto podemos hacer uso de los jardines y disfrutar de la lectura al aire libre en plena naturaleza, pero sabemos que no todos los centros educativos tienen este tipo de instalaciones, aunque sí podemos plantear alternativas. 

Espacios de lectura alternativos 

  • Plaza o parque cercano 
  • Espacio habilitado en biblioteca o en otra zona del instituto para leer de forma relajada. 
  • Cafetería del centro: café librería Las cafeterías de los institutos normalmente son espacios ruidosos y saturados en los recreos, pero durante las horas de clase suelen estar vacíos e infrautilizados, dedicarlos a espacios lectores si se adaptan parcialmente puede ser una buena opción para leer mientras se toma alguna bebida como un refresco o un batido. Incluso se pueden poner estanterías con libros para tener un original café librería en el instituto. 

Sesiones 9-15. Lectura orientada 

Una vez finalizada la lectura del título libre, los alumnos irán seleccionando entre los libros recomendados por el docente para dedicar a ellos las siguientes sesiones de lectura. El objetivo es trasladarse a una historia donde el escenario juega un papel importante. En la presentación de la sesión 1, el profesor habrá mostrado los títulos y el alumno habrá tenido las semanas de lectura libre para pensar el libro elegido con la orientación del docente. El alumnado tendrá siete sesiones para poder leer el libro elegido buscando mantener el lugar de lectura que había elegido en la primera lectura.

Sesión 16. Planificación de presentación oral 

Tras la lectura del libro, cada alumno dedicará una hora de clase para realizar un guion con lo que dirá en la presentación oral, pudiendo además documentarse en fuentes digitales sobre el escenario de su libro y al que propondrá un viaje a sus compañeros. El profesorado orientará al respecto a cada alumno con puntos a incluir en su presentación y facilitándole algunas direcciones en internet donde encontrar información. 


Sesiones 17 y 18. Grabación de presentaciones orales 

Será el turno de realizar las presentaciones orales de unos 3 minutos que se grabarán con una tablet con touch cast y un "chroma" donde se muestre una imagen del país donde se desarrolla el argumento del libro. El vídeo servirá al profesor para evaluar la actividad de lectura mediante una rúbrica que tendrá en cuenta los siguientes estándares de aprendizaje: 

  • Lee y comprende con un grado creciente de interés y autonomía obras literarias cercanas a sus gustos, aficiones e intereses. 
  • Valora alguna de las obras de lectura libre, resumiendo el contenido, explicando los aspectos que más le han llamado la atención y lo que la lectura de le ha aportado como experiencia personal. 
  • Desarrolla progresivamente su propio criterio estético persiguiendo como única finalidad el placer por la lectura. 
  • Interpreta y valora aspectos concretos del contenido y de la estructura de textos narrativos, descriptivos, expositivos, argumentativos e instructivos emitiendo juicios razonados y relacionándolos con conceptos personales para justificar un punto de vista particular. 
  • Aporta en sus trabajos escritos u orales conclusiones y puntos de vista personales y críticos sobre las obras literarias estudiadas, expresándose con rigor, claridad y coherencia. 
  • Conoce el proceso de producción de discursos orales valorando la claridad expositiva, la adecuación, la coherencia del discurso, así como la cohesión de los contenidos 
  • Organiza el contenido y elabora guiones previos a la intervención oral formal seleccionando la idea central y el momento en el que va a ser presentada a su auditorio, así como las ideas secundarias y ejemplos que van a apoyar su desarrollo. 
  • Pronuncia con corrección y claridad, modulando y adaptando su mensaje a la finalidad de la práctica oral. Aunque todavía no hemos llegado a este punto del proyecto, nuestro alumnado conoce este tipo de exposiciones y la grabación de vídeos a través de un proyecto anterior relacionado con el Día de la Mujer y que resultó bastante motivador. Para aquellos vídeos, leyeron un guion, pero ahora deberán exponerlo oralmente sin leer. 


Conclusiones del proyecto de lectura

Como conclusiones a estas actividades de lectura podemos decir:

  1. El alumnado de 2º de ESO acoge bien el proyecto después de unos meses en la asignatura de Lengua castellana y Literatura centrados en tipologías de palabras y análisis sintáctico, por lo que plantear una actividad así supone aire fresco en un momento donde ya va pesando el cansancio de todo el curso. 
  2. Cuando planteamos una primera lectura donde pueden elegir cualquier tipo de libro y no se les va a evaluar, les resulta extraño, pero lo reciben muy bien. 
  3. En un primer momento, no acogen bien cuando se les dice que tienen que leer dos libros, aunque esa pereza inicial cambia cuando se enganchan con el primer libro y al terminarlo tienen ganas de más. 
  4. Salir a leer al exterior es algo que ha sido muy bien recibido, ya que el alumnado asegura que les sirve para despejarse y se centran fácilmente en la lectura. 
  5. Aunque la mayor parte del alumnado lleva su libro siempre y con ganas, hay algunos alumnos a los que se les olvida. El profesor entonces tiene que aportar una alternativa a la lectura libre con un libro de la biblioteca,  aunque también se puede plantear que se comparta libro con un compañero. 
  6. La experiencia de leer en un lugar distinto al aula lo hace todo mucho más grato y el alumnado se vuelca mucho más con la actividad. El profesor apenas ha tenido que llamar la atención al alumnado y el ambiente de lectura ha fluido correctamente sin apenas participación del docente. 
  7. A raíz de poner en marcha la actividad en Lengua castellana y Literatura, docentes de otros departamentos se han interesado por la misma y están planteando actividades relacionadas con sus materias en los jardines del instituto.
  8. Padres y madres del alumnado han agradecido la iniciativa, ya que han reconocido que en algunos casos, han hecho uso de libros que les habían regalado por Navidad, pero que habían permanecido en las estanterías hasta ahora. 
  9. A algunos alumnos les ha interesado mucho los títulos propuestos para la lectura orientada y han decidido comprar el libro elegido. 
  10. A varios alumnos con un bajo rendimiento en la asignatura se les ha visto bastante centrados en esta actividad. 
  11. El alumnado se ha tomado muy en serio la presentación oral final con grabación en vídeo, ya que después de haber realizado una experiencia previa trabajando presentaciones en vídeo, muchos sabían lo que podían mejorar y han buscado superarse.