JAVI LARA

Javier Lara presentando una gala.
Javier Lara presentando una gala.
Javi Lara escribiendo.
Javi Lara escribiendo.
Javier Lara presentando un informativo.
Javier Lara presentando un informativo.
Javier Lara junto a la estatua de Lorca en Madrid.
Javier Lara junto a la estatua de Lorca en Madrid.

Que José Javier Lara Hidalgo hable de Javier Lara no es nada sencillo, pero lo intentaré. Definirme en pocas palaras es complicado, así que intentaré resumirte mi historia.

Crecí como un niño gordito de un barrio cualquiera. Me apasionaba el deporte, pero era muy malo jugando a casi todo, aunque terminé decantándome por el baloncesto y por la natación.

Por cierto, no confundir con Javi Lara el futbolista porque en mi caso, mientras mis compañeros de clase jugaban al fútbol en el recreo, a mí nunca me elegían para el equipo por mi torpeza. Fue ahí cuando surgió la posibilidad de abordar desde el deporte desde otro punto de vista, a través del periodismo. Sí, era aún en el colegio, pero jugaba a retransmitir a través de una radio imaginaria aquellos partidillos. Era aún pronto, pero así fue como decidí lo que años después estudiaría, Periodismo en la Universidad de Málaga.

Escribir... además de escribir noticias, desde siempre me atrajo la escritura creativa. Siempre fui un chico tímido y fruto de aquella impotencia por acercarme a la chica que me gustaba surgieron los primeros poemas, aunque nunca la poesía me sirvió para ligar. En aquellos días de instituto también surgieron los primeros relatos, y aunque las obligaciones laborales me apartaron durante un tiempo de la literatura, siempre mantuve el hábito de la lectura, escribí en unas épocas más y en otras menos, hasta que rebrotó la necesidad de escribir constantemente.

Comencé pronto a trabajar como periodista, creo que demasiado pronto: periódicos, agencias, radio, gabinetes de prensa... Hubo buenos momentos, pero también llegaron las decepciones, fundamentalmente con una empresa propia que terminó hundiéndome económicamente. Pero logré levantar cabeza. Sobreviví durante unos años como autónomo, hice radio a media jornada y de todo durante la otra media. Fue un tiempo duro en el que descubrí la falta de libertad en los medios de comunicación. 

Cansado de presiones y de no tener horarios, decidí dar un paso atrás y centrarme en otros segmentos de la comunicación como la creación de contenidos digitales y las redes sociales. Además, comencé a formarme en Lengua y Literatura y opositar para ser profesor comenzando a trabajar como tal en septiembre de 2018. Creo en que aspiramos a una sociedad mejor y esa sociedad parte de la educación, a través de la cual me gustaría contribuir a lograr un mundo mejor.

En cuanto a mi creación literaria, intento dedicarle todo el tiempo que puedo, que a veces no es mucho, pero siempre disfrutarlo en relación con mi pasión de viajar y leer. Y así sigo escribiendo, y sigo presentando donde me dejan, dejando constancia de que la comunicación y la literatura están muy conectadas.

Javier Lara