Cómo escribir textos para que Google nos posicione

Escribir. Si disfrutas escribiendo, no dejes de hacerlo. Eso sí, intenta hacerlo con cabeza y no dejes de desarrollar estrategias para optimizar tus textos. De cara a enfocar un texto, debes tener en cuenta el recorrido que le vas a dar al mismo. Es decir, no es lo mismo escribir para la publicación en un libro, que hacerlo para una publicación en redes sociales o para un artículo de blog o de página web. Si escribes para internet, debes tener en cuenta que el texto debe ser posicionado por Google, por lo tanto, si incluyes criterios de SEO, tu texto ganará visibilidad e importancia. Esto no quiere decir que tu texto literario vaya a perder calidad o que tengas que renunciar a la sensibilidad o a la emoción que buscas con tu artículo. Pero sí puedes incluir algunas palabras concretas en torno a la temática de tu texto junto con algunos títulos y subtítulos con los que ganar notoriedad. Esto hará que Google posicione tu texto y, por lo tanto, tu blog, haciendo que lo lea más gente. Mejor posicionamiento = Más lectores.

Las propiedades del texto 

Las propiedades del texto para Google son las propiedades textuales de siempre y que todos hemos estudiado en las clases de lengua:

  1. Adecuación: hacer que el texto se adapte a la situación comunicativa en la que se produce. El texto debe adecuarse a su finalidad, al destinatario al que va dirigido, al canal y al tema. No tendrá sentido que tú anuncies en el titular algo sobre teatro y termines escribiendo sobre deporte. Asimismo, si el blog donde publicas es de poesía, tu texto deberá girar en torno a esa temática.
  2. Coherencia: es lo que hace que un texto tenga sentido pudiendo ser comprendido correctamente. Aquí tendríamos la unidad temática, es decir, centrarse en un único tema (no andarse por las ramas) y tener una estructura correcta con una organización de los enunciados que tengan sentido.
  3. Cohesión: propiedad que hace que las distintas partes de un texto estén conectadas entre sí. Esto se puede hacer con repetición de palabras y expresiones o el uso de sinónimos, conectores y marcadores textuales o el uso de apartados en forma de subtítulos y epígrafes. Esta propiedad será muy importante para Google, ya que sus arañas examinan el texto y recogerán la información sobre el uso de estas combinaciones de palabras.

Y, sobre todo, no te olvides de una máxima: corrección. Un texto con faltas de ortografía o con errores como falta de concordancia, será rechazado por los lectores y, por lo tanto, también por Google.

La calidad del texto para Google

Lo primero que debes tener en cuenta es que es muy importante que escribas un texto de calidad. Esto es así para un libro, para una revista o periódico como para cualquier artículo de internet. Google cada vez tienen más en cuenta esto, ofrece en los primeros puestos del buscador, artículos interesantes, en los que entre el lector y pase tiempo leyendo, así como fieles a la temática que está anunciando. 

Las palabras clave: la salsa del posicionamiento

El uso de palabras clave y combinaciones de palabras es la salsa del posicionamiento. Hay que tenerlo en cuenta, sin duda; hay que obsesionarse, no. Google ha cambiado en los últimos años y ya no se trata de repetir decenas de veces una palabra clave en un artículo para posicionarla. Esto es precisamente lo que deja margen a la creatividad literaria y a la calidad de tus escritos. Es más importante la calidad que la cantidad. Lógicamente, hay que introducir en los artículos palabras clave, pero no hacerlo a lo loco y lo que se busca es que el texto, a nivel global, coincida con lo que busca el usuario.

Es decir, si escribes sobre un tema concreto, no solo puedes utilizar esa palabra clave sino....

  • Sinónimos
  • Familias léxicas y campos semánticos
  • Hiperónimos e hipónimos

Google es cada vez más semántico y la utilización de este tipo de técnicas dará al texto esa coherencia global que le hará ser interesante para una temática concreta. 

Búsquedas previas de palabras clave

Lo que sí deberías hacer antes de ponerte a escribir un artículo para un blog es realizar un estudio previo del tema que vas a abordar y de las palabras clave que están relacionadas con esa temática. Esto te ofrecerá información sobre cómo encarar el artículo, cómo estructurarlo y pistas en torno a cómo debería ser el esqueleto de ese artículo. Hacerse un guion en función de estas búsquedas te ayudará a la organización del artículo, te facilitará la escritura e impulsará el posicionamiento en Google.

La búsqueda de palabras clave se podría realizar manualmente utilizando herramientas como Google Trends, aunque yo te recomiendo otro tipo de herramientas que de forma automática proponiendo un tema, una palabra clave o una combinación, te darán un informe muy completo que te ayudará a escribir el artículo.

La herramienta Dinorank ofrece la posibilidad de analizar artículos ya publicados y artículos por publicar. En artículos publicados nos analiza la url donde ya está el artículo y ofreciendo gráficas, cifras de palabras, frecuencia y competencia. De cara a un artículo que todavía está por escribir, es tan fácil como introducir la palabra clave que queremos posicionar y nos ofrece un informe de palabras clave a utilizar.

La herramienta de búsqueda de palabras clave nos deja bastante margen de actuación, analizando desde palabras sueltas a diferentes combinaciones. No hay que utilizar todas las palabras clave que propone la herramienta, sino que puedes coger las que pensamos que le van a dar sentido a nuestro texto, es decir, el margen para la creatividad es bastante amplio. 

Algo muy útil es que te muestra un informe con la media de palabras usadas por las páginas que se encuentran en Top 10 de Google. La aplicación incluso da consejos en cuanto a palabras clave a mantener, a eliminar y a agregar.

El uso de este tipo de herramientas hace muy sencillo el proceso, tan fácil como ir anotando esas palabras que son garantía de buen posicionamiento para ir redactando el artículo. Es lo que te dará la diferencia frente a otros autores, ya que hoy en día es fundamental la visibilidad que te ofrezca Google en sus búsquedas.