Consejos para escribir bien: textos correctos sin errores de redacción

15.01.2024

Guía para mejorar la escritura. De una escritura básica a una escritura efectiva de textos largos. Evita errores de redacción.

¿Te has preguntado alguna vez qué es escribir? Yo creo que es mucho más que transmitir un mensaje para leer, en mi caso escribir lo es todo y me ha salvado la vida porque mis mayores logros en la vida han llegado escribiendo. La escritura es una habilidad fundamental que nos permite comunicarnos de manera efectiva con los demás. Escribir bien es importante porque nos permite expresar nuestras ideas de manera clara y coherente, lo que a su vez nos ayuda a comunicarnos de manera más efectiva. La escritura efectiva es aquella que logra transmitir el mensaje deseado al lector de manera clara y concisa, sin ambigüedades ni confusiones.

Mi primer trabajo de verdad consistía en escribir para un periódico y así me gané la vida durante muchos años. Mi primera declaración de amor con buen resultado fue por escrito, los mayores premios que he conseguido han sido gracias a la escritura y una de las claves para tener mi trabajo de funcionario docente actual fue redactar un buen tema. ¿Necesitas más razones?

La escritura es una habilidad que se utiliza en muchos aspectos de la vida, desde la redacción de una simple carta hasta la creación de un libro o un discurso argumentativo. Escribir bien puede ayudarnos a tener éxito en la escuela, en el trabajo y en la vida en general.

Para escribir bien: consejos de ortografía

Escribir con corrección es importante porque permite que el lector comprenda el mensaje de manera clara y precisa. La ortografía es una parte fundamental de la escritura, y los errores ortográficos pueden distraer al lector y desviar la atención del contenido y argumentos que se están presentando. Algunos de los errores comunes de ortografía incluyen la confusión entre homófonos (palabras que suenan igual pero se escriben diferente), errores de acentuación, errores de puntuación y errores de concordancia.

Para evitar errores de ortografía, es importante revisar el texto varias veces y utilizar herramientas como correctores ortográficos. También es útil leer el texto en voz alta para detectar errores que pueden haber pasado desapercibidos. En cuanto a los errores de concordancia, es importante asegurarse de que los verbos y los sustantivos estén en el mismo género y número. Por ejemplo, si el sujeto es singular, el verbo también debe ser singular.

Mejorar la ortografía: la importancia de leer

Leer es una de las mejores maneras de mejorar la ortografía. Al leer, se expone el cerebro a una gran cantidad de palabras escritas de manera correcta, lo que permite aprender y memorizar las reglas ortográficas y el uso correcto de las palabras. Además, al leer diferentes tipos de textos, se pueden conocer diferentes estilos de escritura y mejorar la comprensión de lo que se lee. La lectura también ayuda a ampliar el vocabulario y a mejorar la gramática. Al leer, se aprenden nuevas palabras, giros y expresiones, lo que puede ayudar a mejorar la escritura en general.

Redactar un texto: ¿Por qué y para quién?

En este apartado hablaré de la adecuación. Conocer al receptor del texto es fundamental para adaptarlo a la audiencia. El receptor es el destinatario del mensaje y es quien lo recibe y lo interpreta. Para que el mensaje sea efectivo, es importante que el emisor tenga en cuenta las características del receptor, como su edad, género, nivel educativo, intereses y necesidades. Al conocer al receptor, el emisor puede adaptar el mensaje para que sea más relevante y significativo para el receptor. Por ejemplo, si el receptor es un niño, el emisor puede utilizar un lenguaje más sencillo y ejemplos más concretos para que el mensaje sea más fácil de entender.

Es importante conocer la finalidad del texto antes de comenzar a escribir. La finalidad es el propósito o la intención del texto, y puede variar según el tipo de texto y el público al que va dirigido. Algunos ejemplos de finalidades de texto son:

Es importante tener en cuenta la finalidad del texto antes de comenzar a escribir, ya que esto ayudará a determinar el tono, el estilo y el contenido del texto.

Aprender a escribir bien empieza por la organización de los textos

La organización es fundamental para escribir textos efectivos. A continuación, presento algunos consejos para estructurar un texto, crear un esquema y utilizar la cohesión y la coherencia:

¿Cómo escribir un párrafo?

La escritura efectiva de párrafos implica la organización de las ideas en torno a un tema y un rema. El tema es el asunto general del texto, mientras que el rema es la idea específica que se está discutiendo en el párrafo. La progresión temática es la forma en que se desarrolla el rema a lo largo del párrafo. Para escribir y ordenar párrafos, es importante comenzar con una oración temática que presente el rema. Luego, se deben proporcionar detalles y ejemplos para apoyar el rema. Es importante asegurarse de que los detalles estén organizados de manera lógica y secuencial. Para lograr la cohesión y la coherencia, es importante utilizar conectores y transiciones adecuados. Al final del párrafo, se debe proporcionar una oración de cierre que resuma el rema y prepare al lector para el siguiente párrafo.

¿Para qué sirve la sintaxis? Escribir bien oraciones

Para escribir una oración correctamente, es importante conocer la estructura básica de la oración. Una oración está compuesta por un sujeto y un predicado. El sujeto es la persona, animal o cosa que realiza la acción del verbo, mientras que el predicado es la acción que se realiza. Para ordenar bien una oración, es importante que el sujeto y el verbo concuerden en género y número. Además, es importante utilizar los signos de puntuación adecuados para separar las diferentes partes de la oración. Por ejemplo, el sujeto nunca se separa del verbo con una coma; se debe utilizar una coma para separar elementos de una lista y un punto para separar oraciones completas. También se usan comas para alterar el orden natural de la oración en casos en los que los complementos se anticipan al sujeto o al verbo.

¿Un texto para escribir? ¿Qué tipo de texto vas a escribir?

Cada tipo de texto tiene una estructura distinta que debemos conocer previamente para que el texto cumpla su finalidad. Las tipologías textuales son una forma de clasificar los textos en función de su propósito comunicativo. Los tipos de textos más comunes son la narración, la descripción, la argumentación y la exposición. Cada uno de estos tipos de textos tiene una estructura distinta que debe ser conocida previamente para que el texto cumpla su finalidad.

La narración es un tipo de texto que cuenta una historia o una serie de eventos. La estructura de la narración suele ser cronológica, es decir, los eventos se presentan en el orden en que sucedieron. La narración suele tener una introducción, un desarrollo y una conclusión.

La descripción es un tipo de texto que describe un objeto, una persona o un lugar. La estructura de la descripción suele ser espacial, es decir, se describen las características del objeto, persona o lugar en un orden determinado. La descripción suele tener una introducción, un desarrollo y una conclusión.

La argumentación es un tipo de texto que tiene como objetivo persuadir al lector o al oyente. La estructura de la argumentación suele ser deductiva, es decir, se presenta una tesis y se proporcionan argumentos para apoyarla. La argumentación suele tener una introducción, un desarrollo y una conclusión.

La exposición es un tipo de texto que tiene como objetivo explicar un tema o un concepto. La estructura de la exposición suele ser temática, es decir, se presentan los diferentes aspectos del tema o concepto en un orden determinado. La exposición suele tener una introducción, un desarrollo y una conclusión.

Cómo hacer textos mejores: aprender a escribir bien es ampliar el vocabulario

Un buen vocabulario es aquel que permite al hablante o escritor expresarse de manera clara y precisa. Para mejorar el vocabulario, es importante leer mucho y prestar atención a las palabras que se utilizan. También es útil llevar un registro de las palabras nuevas que se aprenden y tratar de utilizarlas en la conversación y la escritura. Otra forma de mejorar el vocabulario es utilizar un diccionario para buscar el significado de las palabras desconocidas. Es importante utilizar las palabras correctamente para evitar confusiones y malentendidos. Para ello, es necesario conocer las reglas ortográficas y gramaticales del idioma. También es importante utilizar las palabras en el contexto adecuado y evitar el uso excesivo de jerga o lenguaje coloquial en situaciones formales.

Escribir textos cortos vs textos largos

Para escribir textos cortos, es importante tener en cuenta la finalidad del texto y el público al que va dirigido. Es recomendable utilizar un lenguaje claro y conciso, y estructurar el texto de manera clara y lógica. También es importante revisar el texto varias veces para detectar errores y asegurarse de que el mensaje se esté transmitiendo de manera efectiva. Entre estos textos cortos podría estar un aviso, una anuncio, la justificación de una solicitud o escribir una carta.

Para textos largos como escribir un libro o incluso de extensión media como escribir un cuento, es importante tener una idea clara del tema y el propósito del libro. Es recomendable crear un esquema o un plan para organizar las ideas y asegurarse de que el libro tenga una estructura clara y lógica. También es importante investigar y recopilar información relevante para el libro, y revisar el texto varias veces para detectar errores y asegurarse de que el mensaje se esté transmitiendo de manera efectiva.

Los errores de redacción que debes evitar:

El error más grave que debes evitar es el de las faltas de ortografía. Pero hay otros fallos de redacción. Te indico algunos de los errores de escritura más comunes:

  • Redundancias o repeticiones: se dan de dos formas. Una es la repetición de palabras o en su totalidad o de la misma familia léxica (flor, florero, floristería...). Este fenómeno se suple con el uso de sinónimos. La otra redundancia tiene que ver con las ideas. Es habitual que se le den demasiadas vueltas a una misma idea y se repita la misma con oraciones distintas. Evita estos excesos y simplifica. Evita expresiones como sus labios eran rojos del color de las fresas. 
  • El uso de muletillas. Expresiones como "pues", "cuando es", "es que" o "en plan" sobran tanto en la expresión oral como en la escrita. Suprímelas. Tampoco uses siempre el mismo conector. Las palabras y expresiones de conexión organizan el texto y sirven para introducir, ordenar o concluir. Empléalas de forma variada.
  • Palabras baúl o comodín. No digas "cosa", sino el nombre de esa herramienta, emoción o acción; evita el verbo "hacer" si puedes emplear otros como "cocinar, escribir, forjar o preparar.".. y así tantas otras palabras baúl que puedes suplir por otros términos más concretos.
  • Oraciones muy largas y desordenadas. Evita las oraciones kilométricas. Utiliza una oración para cada acción, opinión o idea. Para separar oraciones, usa puntos. Esto hará que no pierdas el sujeto y cometas errores de concordancia. Redacta en el orden sintáctico natural: Sujeto, verbo y complementos.
  • El cambio de tiempo verbal: si empiezas a escribir en presente, mantén el presente. Si lo haces en pasado, utiliza el pretérito perfecto simple para acciones que ocurrieron y terminan y el imperfecto para acciones que se alargan en el tiempo. Es decir, "paseaba por la calle y escuché un grito". Tampoco cambies la persona si no está justificado. 
  • El uso injustificado de la voz pasiva. Las oraciones en voz activa son más claras. Mejor "los leñadores talaron los árboles" que "los árboles fueron talados por los leñadores". 
  • El gerundio de posteridad. El gerundio es una forma no personal del verbo que debe emplearse para una acción que ocurre al mismo tiempo que la de la acción principal. Es un mal uso: "despertó cuando sonó el despertador, saltando de la cama". Lo correcto es: "depertó cuando sonó el despertador y saltó de la cama". Utiliza siempre que sea posible verbos en forma personal.
  • El infinitivo introductorio. En línea con lo anterior, el uso del infinitivo para introducir una oración es un error. Algunos ejemplos son "decir que" o "recordar que". Di o recuerda.
  • El mal empleo de preposiciones. Hay un fenómeno que es el régimen verbal. Hay verbos que admiten unas preposiciones y no otras o que ,según la que utilicemos, cambia su sentido. Un ejemplo es "deber+infinitivo" que indica obligación y "deber de+infinitivo" que indica posibilidad.
  • El abuso de que. "Juan que ganó la lotería que le dio un millón fue a su pueblo que estaba al norte". Introduce puntos y comas para ordenar las oraciones y no abuses tanto de "que". Recuerda además que muchos de estos "que" son errores por queísmo y puedes sustituirlos por otros relativos como quien, donde, cual...
  • El abuso de adverbios terminados en -mente. Haz una prueba cuando releas tus textos. Si has usado adverbios terminados en -mente como "simplemente", prueba a eliminarlos. Lo habitual es que la oración mantenga el mismo sentido. Por lo tanto, suprimir ese adverbio hará que tu oración gane claridad.
  • Revisa lo que escribes. Si al terminar de escribir, relees, encontrarás errores a corregir. Te recomiendo que releas en voz alta porque de esta forma encontrarás otros errores por oraciones o palabras que cuando se ponen cerca provocan sonidos extraños. Si algo chirría, cámbialo.
  • Confiar al 100% en el autocorrector. Aunque los procesadores de textos tienen autocorrectores buenos, a veces se equivocan. En español hay grafías que una veces llevan tilde y otras no en función del sentido de las oraciones y los autocorrectores no captan bien este sentido.
  • No planificar tus textos. Diseña un esquema previo o haz unas anotaciones a lápiz antes de redactar el texto definitivo para tener las ideas más claras cuando te pones a escribir.

8 consejos para escribir mejor

Quiero sintetizar algunos de los consejos sobre cómo hacer textos efectivos en estos 10 tips.

Influencers para escribir bien

Antes de finalizar, te recomiendo que sigas esta lista de cuentas de Twitter e Instagram en español que pueden ayudarte a mejorar tu escritura.

No olvides tampoco mis cuentas