Así es la novela Las calles que se volvieron playas

Hoy es un día muy especial, publico por primera vez una novela. Las calles que se volvieron playas es un libro que narra un viaje por el norte de España donde he intentado reflejar la magia de los lugares que visita su protagonista, las incógnitas sobre los últimos días de un ser querido y las emociones de un nuevo amor.


COMPRAR LIBRO DE JAVI LARA


Así surgió Las calles que se volvieron playas

En el verano de 2015 paseando por las calles de Oviedo, me topé con esta pintada en la fachada de un edificio del centro histórico.

No defenderé el vandalismo de esta obra urbana, pero sí que me llamó mucho la atención la frase. Recuerdo que la mostré en algún recital poético y descubrí que era un fragmento de la canción Por ti del grupo Sidonie.

Bajo mi punto de vista, esta frase muestra amor, pero recoge también el valor que tiene recorrer un lugar y cómo un espacio puede cambiar en función de la persona que te acompañe e incluso de tu estado anímico.

En torno a estas ideas he trazado Las calles que se volvieron playas. Haciendo uso de la expresión de Sidonie, Alberto recorre el norte de España siguiendo los últimos pasos de su hermano. Carga en una mochila sus cenizas para repetir el mismo viaje, pero llegando hasta el final del camino y ver el atardecer invernal en Fisterra que Juan Carlos no pudo ver. Es un homenaje a él mientras va descubriendo secretos y donde se reinventa. Además,  le servirá para reencontrarse con el amor. Alberto empieza siendo un alto ejecutivo con adicciones que va cambiando conforme va avanzando en este viaje, va contagiándose en parte de la personalidad de un hermano al que desconoce y que tiene secretos.


El valor de un viaje

Durante el libro digo que un viaje es una sucesión de impactos, cada lugar es una embestida de la que sanas, pero cambia algo; unos paisajes te cambian más que otros y con estas páginas espero reflejar esa magia de cada lugar pisado por sus protagonistas.

Los lugares que visitan Alberto y Juan Carlos son lugares que a mí también me marcaron, que en distinta medida también cambiaron mi vida y que quería utilizar como nexo de unión en la historia.

El recorrido que seguirá Alberto es el siguiente: París, Madrid, Zarautz, San Sebastián, Santander, Santoña, Laredo, Potes, Comillas, San Vicente de la Barquera, Ribadesella, Oviedo, Cudillero, Ribadeo, Fisterra...

El libro Las calles que se volvieron playas es una novela breve con 192 páginas. Lo he preferido así para que primase la intensidad. 

De momento no tengo previstas presentaciones, no quiero forzar el compromiso de nadie a que compre el libro. Si decidís hacerlo espero que sea porque os atrae la historia o porque os gusta como escribo y si queréis intercambiar impresiones sobre el libro, por aquí estaré. 

La novela de Javier Lara ya está a la venta en AMAZON, puedes adquirirlo en los siguientes enlaces: