Historia de una maestra: lo que tenemos y lo que no tenemos

Hay lecturas que quienes nos dedicamos a la docencia deberíamos tener siempre presentes. Recientemente he leído una de las obras que tenía pendientes en este sentido, Historia de una maestra de Josefina Aldecoa. Este libro es todo un homenaje a aquellos maestros de pueblo, sin apenas recursos, que tuvieron en su mano la responsabilidad de sacar del analfabetismo a niños que en ocasiones no tenían con qué escribir ni nada que comer.

El relato en primera persona protagonizado por Gabriela narra los años de la República comenzando con el fin de los estudios de Magisterio para iniciar una trayectoria como maestra que le llevaría por pueblos de la montaña leonesa, pero también hasta Guinea ecuatorial. Pero es en esos pequeños pueblos donde reside la mayor parte de la historia, entre condiciones miserables, donde el alcalde, el cura y el señorito son en muchas ocasiones oposición al maestro. Vemos el perfil de una maestra que busca la innovación, pero que se encuentra con la dificultad viéndose obligada en ocasiones de hacer de enfermera, médica, psicóloga y lo que hiciera falta por el bienestar de los niños y sus familias.

Estamos ante una narración en primera persona, que da algunos saltos en el tiempo y que finaliza en la Guerra Civil, pero donde también tiene una importante presencia la revuelta en la mina asturiana en 1934 con participación activa de su marido. Otra de las interesantes pinceladas de historia la encontramos en la visita de una de las misiones pedagógicas de la época de la República al pueblo donde trabajaba la maestra.


Una comparación obligatoria

No estamos ante una novela de una trama apasionante ni intrigante, pero sí es un documento que demuestra que somos unos privilegiados por haber nacido en tiempos recientes y, en concreto, los docentes de hoy contamos con infraestructuras que no existían en tiempos de los que tampoco dista tanto. Sin embargo, sí es posible que en nuestro alumnado falte el respeto por el profesor y la inocencia que se tenía en aquella época.

El libro muestra cómo incluso durante la República, había agentes conservadores que imperaban en los pueblos de España y que probablemente no nos hemos quitado de encima hasta la llegada de la Democracia. Hoy en día el docente es el rey de su aula, aunque siempre amenazado por una legislación poco sólida y una burocracia que a veces supone una carga que complica lo verdaderamente importante: dar clase.

En el libro se nota el interés por la educación de la propia autora. Josefina Aldecoa desarrolló una importante labor como pedagoga e intentó recuperar el espíritu de la Institución Libre de Enseñanza para una educación laica y creativa. En 1959 fundó en Madrid el Colegio Estilo. Fue hija y nieta de maestra, llevó la docencia en la sangre y en el espíritu.


Título: Historia de una maestra

Autora: Josefina Aldecoa

Año de edición: 1990

Editorial: DeBolsillo

Páginas: 240


¿Conoces mi novela?