¿Cómo crear una estructura de contenido SEO para posicionar mejor?

¿Te debe preocupar el posicionamiento seo? Sin duda, ya que de que tu contenido tenga una estructura óptima SEO dependerá que recibas visitas por tráfico orgánico, es decir, aquel que llega regularmente a través de la búsqueda en Google.

Explicado de forma sencilla y rápida, ¿qué es el SEO? Es pulir el contenido para su aparición en búsquedas. Ya he hablado en otros artículos sobre cómo orientar la redacción de tu web o blog para ganar visibilidad y mejorar la posición en Google. En este ocasión, quiero dar algunos consejos de cara a optimizar texto para seo encarando la estructura de un artículo desde cero. De hecho, hay algunas acciones que deberíamos llevar a cabo antes de empezar a redactar y otras que continúan cuando hemos terminado la redacción. Iré paso a paso con las acciones de estructura de contenido SEO:

Busca un tema que domines y con búsquedas

Para que puedas generar contenido interesante y que aporte valor, lo ideal es que sea un tema que domines y del que tengas facilidad de acceso a fuentes de información fiables. De lo contrario, tardarás mucho más en escribir un artículo y puede que carezca de exactitud, lo que a la larga te puede generar críticas negativas y afectar al SEO. Asimismo, debe ser un asunto que despierte interés, que tenga búsquedas en Google. Para ello, te recomiendo que consultes la temática en Google Trends o alguna herramienta específica y que busques palabras clave asociadas para utilizarlas en el contenido, eso te dará fuerza de posicionamiento. El proceso es sencillo, quédate con las combinaciones de palabras que tengan más visitas para después introducirlas, tanto en títulos como en subtítulos y bien repartidas con coherencia por el texto. No está mal echar un vistazo a la competencia, con posts que estén bien posicionados en esas palabras clave para tomar inspiración.

Prohibido el copia y pega

Todavía no hemos empezado a escribir, pero te aviso de antemano. Copiar y pegar textos de otras webs en la tuya es la peor de las opciones, ya que el robot de Google lo detectará y te penalizará por texto duplicado. Así que mucho cuidado, incluso con el citado de fuentes. Si citas, introduce siempre el sitio o persona, enlaza, entrecomilla y nunca debe extenderse esa cita más de una línea y media.

La importancia del título en el SEO

Un alto porcentaje de las visitas a un artículo vendrán determinadas por el título del artículo. Es muy importante dentro de la estructura SEO, pero también tiene que ser lo suficientemente llamativo para que cuando aparezca en Google, al usuario le resulte interesante y lo visite. Debe contener palabras clave, si es al principio mejor. También tiene que ser breve y directo. Debes empezar a escribir por el título y partiendo de él continuar la redacción del texto. Si mientras escribes se te ocurre un título mejor, cámbialo.

Etiquetas: subtítulos y titulillos

¡Alto! Si has escrito el título, todavía no te pongas a escribir el texto de párrafos "a full". Te recomiendo que generes una estructura de epígrafes con subtítulos y titulillos menores que desgranen lo que vas a contar, que destaquen otras palabras clave y que estén marcados como etiquetas H2, H3 y H4. La araña del buscador los detectará como elementos importantes del artículo. Este esqueleto te puede servir para generar un índice del artículo y será una guía muy útil para desarrollar la redacción.

Cuerpo del artículo

Los buscadores cada vez dan más importancia al contenido de calidad. El texto debe aportar datos interesantes, no debe ser texto vacío que no diga nada y que solo busque rellenar espacio. Es verdad que Google prefiere artículos largos, pero artículos largos de calidad, donde el usuario pase tiempo leyendo, mientras más mejor. Si entra gente a nuestra web y se marcha en pocos segundos porque no le estamos diciendo nada, nuestro posicionamiento se resentirá. Por lo tanto, usa con sentido las palabras clave, aporta datos interesantes y habla en el tono que requiere tu audiencia. Si es un público joven o al que necesitas dar confianza, háblale de tú; si se trata de algo más formal, utiliza la tercera persona. Eso sí, intenta escribir con frases directas, mejor simples o coordinadas que largas subordinadas. Asimismo, integra una idea por párrafo para que todo esté bien ordenado y claro.

No obstante, sobre textos enfocados hacia el SEO hay mucho escrito. Busca alguna guía con tips para optimizar el texto para el SEO si quieres conocer más consejos.

Uso de enlaces para SEO

Tu artículo debe tener enlaces, ya que eso enriquece el contenido y le dice a Google de dónde bebes y cuál es tu temática. Pero cuidado, huye de listados de links, no introduzcas más de cuatro o cinco enlaces en un artículo, siempre de sitios contrastados y bien posicionados. Además, integrados de forma natural en el texto. Entre esos enlaces, está bien introducir alguno interno a otro artículo de tu web o blog.

Negritas, cursivas, subrayados, colores

Resaltar una palabra clave en negrita hace que tenga más importancia para el buscador y si se hace en momentos puntuales, sin abusar, es positivo. Resalta además algún dato destacado, aunque no más de dos o tres palabras por párrafo. Altérnalas además con cursivas y subrayados, los colores en principio no influyen en buscadores, pero pueden ser positivos para la lectura del usuario. Lo que sí te aconsejamos es que introduzcas alguna lista numerada.

Fotografías y vídeos son buenas para el SEO

Las imágenes ayudan a mejorar los resultados de las visitas. Harán más agradable el sitio, aligerando el texto y, sobre todo si pones vídeo o alguna infografía, hará que el lector permanezca más tiempo en la url. Por lo tanto, usa imágenes de calidad, hechas por ti en la medida de lo posible, con etiquetas ALT y con pie de foto explicativo que contenga alguna palabra clave.

También en SEO: corrección, corrección y corrección

El contenido de calidad es cada vez más importante para el SEO y no hay calidad sin corrección. Por lo tanto, la estructura SEO de un post se corona cuando has terminado de redactar y relees tantas veces como sea necesario para que tu artículo esté libre de faltas de ortografía y errores de concordancia. Si tienes dudas con alguna palabra, búscala en el diccionario.

Dirección url y etiquetas

Dependiendo de la plataforma en la que publiques tu blog o web, tendrás unas u otras opciones, pero intenta que la url del artículo sea lo más simple posible utilizando las palabras clave principales que has utilizado en el título. Por ejemplo para un artículo sobre estrucutra seo, algo así como www.javilara.com/estructura-seo Por defecto, casi todos los editores ponen el título completo y eso alarga demasido la url. Asimismo, completa todas las etiquetas que puedas, desde título para buscadores, a descripción, palabras clave, header...

Para potenciar el SEO no abuses del SEO

Hubo una época en la que los buscadores hacían un análisis por uso de palabras clave sin detenerse en si los textos tenían sentido o tenían un contenido rico. Por lo tanto, mientras más palabras clave, mejor. Eso hoy en día ha cambiado y Google cada vez se ha hecho más semántico, es decir, analiza expresiones, lo que se dice, cómo se dice y eso hace que tengas que redactar bien, aportar calidad y algo diferente a lo que dicen los demás, por eso es importante que no crees artículos con el único objetivo de posicionarse, sino que sea algo que apetezca leer a un nicho determinado de audiencia.