El bosque sabe tu nombre: realismo mágico en el Cantábrico

El libro de Alaitz Leceaga, una de las revelaciones literarias del año en España, me deja algunas dudas y me ha transmitido altibajos en sus más de 600 páginas.

He de reconocer que El bosque sabe tu nombre ha sido una de las revelaciones literarias del año en España. Lo ha hecho en cuanto a posiciones en las listas de ventas como en buenas críticas. Todo, viniendo de una joven escritora que debutaba con esta novela. Reconozco que su lectura me ha enganchado, pero sus 632 páginas me han generado altibajos, han tenido algunas sorpresas, pero también muchos acontecimientos previsibles y personajes cargados de estereotipos. Me gustan las novelas largas, pero cuando está justificada su extensión y en esta obra tengo mis dudas.

El comienzo promete. Dos hermanas gemelas ricas y un muchacho pobre, todo parece avanzar hacia un enamoramiento poco recomendado y los celos, algo que ocurre, pero aparece un elemento que cambia las cosas, el poder sobrenatural de las muchachas. De repente, se produce una irrupción en forma de realismo mágico dentro de un escenario que nos trae hasta una mansión en un pequeño pueblo del Cantábrico, Basondo.

Esta narración en primera persona desde el punto de vista de Estrella sí borda la creación de ambientes. El entorno de los paisajes del norte de España, los años 20 y la posterior Posguerra, la vida de los marqueses y sus costumbres señoriales, las diferencias y el trato hacia los trabajadores, la vida en una residencia en el extranjero, el ambiente en un rancho estadounidense, las fiestas de lujo y los negocios... todo ello me ha trasladado a los lugares y a la época.

El bosque sabe tu nombre es además una obra que reivindica el papel de la mujer, transmitiendo un mensaje de que siempre rige lo que digan los hombres, sea razonable o no. Las mujeres son las protagonistas y los hombres irán surgiendo como obstáculos a las ambiciones de Estrella.

La protagonista es contradictoria. Tiene bondad y egoísmo al mismo tiempo e irá precisamente mutando a lo largo de la novela hacia una primacía del interés general y de buscar el acomodo propio, pero también de las personas de su entorno.

Y entre todo esto, el papel de la Dictadura y su falta de escrúpulos, los privilegios de la nobleza, el poder de la Iglesia, el sufrimiento de los humildes, las leyendas y maldiciones, enfrentarse al orden establecido y la defensa de la tierra y de la justicia, todo, pudiendo utilizar a favor un don que se ha transmitido de generación en generación. No obstante, no busquen lecciones de historia, todo esto no es más que un relleno para complementar una trama verosímil, pero sin alardes.

El bosque sabe tu nombre es una buena lectura, pero tampoco es de esos libros que haya que leer sí o sí.


Título: El bosque sabe tu nombre

Autora: Alaitz Leceaga

Editorial: Ediciones B

Número de páginas: 632 páginas.


¿Conoces mi nueva novela?