CURSO POESÍA


PRÓXIMAMENTE: PROYECTO EN DESARROLLO

¿Cómo se escribe un poema? ¿Cómo se lee un poema? ¿Cuánto cuenta la inspiración? Partiendo de una base de conocimiento de la poesía clásica y moderna, sabiendo que la lectura es una parte importante de la producción poética, en breve iniciaremos este curso básico de poesía para que puedas escribir tus propios poemas. Bienvenido al curso de poesía online gratis.

El lenguaje es insuficiente para pintar las cosas o expresar toda la complejidad de los sentimientos, hay que asumirlo. Pero ¿y si lo intentamos por medio de la poesía? 

¿Qué es la poesía?

Toda definición de poesía, incluida la del diccionario, habla de la poesía como la expresión de sentimientos o emociones. En esto no hay duda. La poesía se ocupa de salvar cualquier cosa digna de ser recordada con palabras que busquen la belleza. El poeta, por lo tanto, debe encontrar la belleza donde cualquier persona no la ve. Pero más allá de esa expresión de la belleza, de trasladar emociones, ya sean positivas o negativas, el lenguaje poético tiene otras características que analizamos en nuestro primer vídeo del curso de poesía online.

La puesta a punto del poeta: Leer

Si un deportista se pone a punto para la competición entrenando a diario, el escritor se pone a punto para escribir su obra literaria leyendo. Es imposible escribir un buen libro sin saber cómo escriben los mejores. Con la poesía ocurre lo mismo con la particularidad de que la poesía se lee de forma diferente a la narrativa. En este curso de poesía gratis te vamos a enseñar a leer poesía, aunque no hay un método determinado. La poesía es también algo muy personal en la forma de leer. Es verdad que para que el poema se puedan entender y para que cale, la desconexión de todo lo demás debe ser absoluta. Para entender bien un poema hay que buscar la connotación de las palabras, es necesario ir más allá, así que creo que lo mejor es buscar el lugar más cómodo y tranquilo posible para sumergirnos en el poema. Intenta ir alternando poetas clásicos y poetas actuales, de distintas épocas y nacionalidades, esa será la forma de ir conformando tu universo poético y de ir adquiriendo tu propio estilo que posteriormente se transmitirá en tu propia obra.

Es también muy recomendable leer poesía en voz alta. Será una buena forma de captar mejor el ritmo, la métrica, la rima, las pausas... En esto nos vamos a detener un poco más. La forma de leer o recitar poesía es algo que cada persona hace suya, pero sí que hay algo que es fundamental: el sosiego. No hay que correr a la hora de leer poesía, hay que saborear cada palabra, respetar las pausas e incluso introducir alguna pausa más. 

Accede a este post que utilizo en mis clases para mostrar cómo se puede leer poesía de forma diferente, pero exitosa. Es un mismo poema leído de cuatro formas diferenciadas. Hay que sentirlo y expresar de forma pausada, esas son las claves en las que profundizamos en el siguiente vídeo.

Medir poemas

Aunque para tus creaciones optes por el verso libre, una práctica que hará que hagas el oído y te acostumbres al ritmo de la poesía es leer poesía con versos que sigan estructuras métricas fijas y con rima. Puede valer con leer, pero saber medir poemas ayudará a conocer cómo lo hacen otros autores y a que tú mismo puedas escribir tus poemas siguiendo estrofas canónicas. Te acercamos de forma básica a la métrica poética.

La rima de un poema

Lo mismo ocurre con la rima. La tendremos asonante o consonante. Puede estar en versos continuados o de forma alterna, hay muchas formas de distribuir la rima a lo largo de un poema o incluso no respetarla, pero también es necesario que seas capaz de analizar la rima de un poema, mira el siguiente vídeo del curso básico de poesía.

Y una vez que ya conoces medida y rima, puedes analizar métricamente el poema e incluso ponerle nombre a la estrofa que usa el autor. Tipos de estrofa hay muchos como puedes ver en este post.

Empezar por haikus y octosílabos

Los haikus son pequeños poemas de origen japonés; constan de tres versos de cinco, siete y cinco sílabas, respectivamente. Tiene tres reglas fundamentales:

  1. Tiene que mencionarse un elemento de la naturaleza.
  2. Se refiere solo a un evento o situación.
  3. Tiene lugar en presente, no en el pasado.
Anoche cubrí
mis hijos dormidos
y el ruido del mar. 

Watanabe Hakusen 


¿Te atreves a escribir tu propio haiku?

También puedes intentar escribir versos octosílabos. Puedes empezar por este ejercicio en el que están hechos y después hacer los tuyos propios.

Los recursos literarios

Los recursos literarios o figuras retóricas completan el lenguaje poético, reforzando el uso especial de la lengua que debe tener la lírica. En el siguiente vídeo tienes una explicación muy básica de algunos de los recursos existentes.

La metáfora

Una de las figuras literarias más potentes y más habituales en poesía, pero también en el lenguaje común, es la metáfora. No solo basta con aprender a utilizarlas, sino que debemos ser capaces de innovar y sorprender con ellas para alejarnos de lo común. En el siguiente vídeo, te hablamos de introducimos en el maravilloso mundo de la metáfora.

Imagina un paisaje o una situación y describe con metáforas. Acostúmbrate a jugar con las metáforas, ve probando como suenan, altérnalas y comprueba si otras personas entienden las metáforas que creas.

Inspiración

Ten lápiz y papel a mano o el teléfono móvil. Nunca sabes dónde puede surgir la inspiración. Mientras más actividad y más diferente tengas, e incluso mientras más libros leas, más ideas se te ocurrirán. La inspiración puede ser algo puntual o puede ser algo que se repite constantemente. Es importante anotar esas ideas, aunque solo con inspiración no se construyen poemas, es necesario posteriormente elaborarlos, repasarlos, revisarlos y probablemente rehacerlos para conseguir un resultado final óptimo.

El oficio del poeta. Se va haciendo poco a poco y parte por leer mucho. La inspiración puede ser una buena materia prima, pero hay que saber plasmarla con el oficio del poeta. A veces, el exceso de oficio puede tener el problema que haga perder frescura al poema.


Contenidos en elaboración:

Sugerir más que explicar

Ir a lo concreto y alejarse de lo habitual

Sorprender desde la naturalidad

El poder de la imagen

El tema

La estructura

Tono

Estilo

Ritmo

Pausas

Ejercicio práctico

Revisión

Consejos finales

Humildad. No dejes de leer, especialmente a los clásicos y su métrica clásica. Haz reposar tus textos antes de publicarlos o presentarlos


Mientras avanzamos en los contenidos de este curso, te recomendamos el libro Curso práctico de poesía.