CURSO DE POESÍA BÁSICA


¿Cómo se escribe un poema? ¿Cómo se lee un poema? ¿Cuánto cuenta la inspiración? Partiendo de una base de conocimiento de la poesía clásica y moderna, sabiendo que la lectura es una parte importante de la producción poética, quiero proponerte lo que llamo  curso básico de poesía para que puedas escribir tus propios poemas. Ni es oficial, ni recibirás título, pero te ayudará a conocer el arte poético y a escribir tu propia poesía. Bienvenido al curso de poesía online gratis.

El lenguaje es insuficiente para pintar las cosas o expresar toda la complejidad de los sentimientos, hay que asumirlo. Pero ¿y si lo intentamos por medio de la poesía? 

¿Qué es la poesía?

Toda definición de poesía, incluida la del diccionario, habla de la poesía como la expresión de sentimientos o emociones. En esto no hay duda. La poesía se ocupa de salvar cualquier cosa digna de ser recordada con palabras que busquen la belleza. El poeta, por lo tanto, debe encontrar la belleza donde cualquier persona no la ve. Pero más allá de esa expresión de la belleza, de trasladar emociones, ya sean positivas o negativas, el lenguaje poético tiene otras características que analizamos en nuestro primer vídeo del curso de poesía online.

María Moliner entiende que la poesía trata del "aspecto bello o emotivo de las cosas" y "se basa en imágenes sutiles evocadas por la imaginación y por el lenguaje a la vez sugestivo y musical, generalmente sometido a la disciplina del verso". Por su parte, para la poeta, Elena Medel, "la poesía es el origen de todas las artes".

Ten en cuenta que puede que no leas poesía, pero la poesía nos rodea: en anuncios de Youtube, en canciones de radio, en pintadas en los muros de las calles... Fíjate además en tus redes sociales, ya que una poesía corta o un fragmento de poema se puede publicar en cualquiera de ellas.

La puesta a punto del poeta: Leer

Si un deportista se pone a punto para la competición entrenando a diario, el escritor se pone a punto para escribir su obra literaria leyendo. Es imposible escribir un buen libro sin saber cómo escriben los mejores. Con la poesía ocurre lo mismo con la particularidad de que la poesía se lee de forma diferente a la narrativa. En este curso de poesía gratis te vamos a enseñar a leer poesía, aunque no hay un método determinado. La poesía es también algo muy personal en la forma de leer. Es verdad que para que el poema se puedan entender y para que cale, la desconexión de todo lo demás debe ser absoluta. Para entender bien un poema hay que buscar la connotación de las palabras, es necesario ir más allá, así que creo que lo mejor es buscar el lugar más cómodo y tranquilo posible para sumergirnos en el poema. Intenta ir alternando poetas clásicos y poetas actuales, de distintas épocas y nacionalidades, esa será la forma de ir conformando tu universo poético y de ir adquiriendo tu propio estilo que posteriormente se transmitirá en tu propia obra.

Es también muy recomendable leer poesía en voz alta. Será una buena forma de captar mejor el ritmo, la métrica, la rima, las pausas... En esto nos vamos a detener un poco más. La forma de leer o recitar poesía es algo que cada persona hace suya, pero sí que hay algo que es fundamental: el sosiego. No hay que correr a la hora de leer poesía, hay que saborear cada palabra, respetar las pausas e incluso introducir alguna pausa más. 

Accede a este post que utilizo en mis clases para mostrar cómo se puede leer poesía de forma diferente, pero exitosa. Es un mismo poema leído de cuatro formas diferenciadas. Hay que sentirlo y expresar de forma pausada, esas son las claves en las que profundizamos en el siguiente vídeo.

El origen de la poesía

La poesía nació incluso antes que la escritura, ya que la difusión literaria surgió por transmisión oral. Históricamente, se ha considerado el primer poema escrito al Poema de Gilgamesh (2100 a. C.), aunque es un poema narrativo sobre el rey sumerio. El texto indio más antiguo es el Rigveda indio, compuesto por 10 libros con más de 1000 poemas de corte religioso. Por su parte, el  Shijing chino, muestra poemas sobre la vida cotidiana, avanzando lo que será posteriormente el haiku japonés. En el siglo XX, se confirmó que el primer escritor de la historia que firmó su obra fue una mujer. Vivió entre 2285 y 2250 a. C. y su nombre es Enheduanna, una sacerdotisa del Imperio Acadio, en el actual Irak, que pensó en "encapsular las maravillas divinas en el mundo de la palabra" para crear poemas en tabletas de arcilla.

Poesía eres tú

Y a partir de entonces, la poesía no ha dejado de ocupar las páginas de historia de la literatura, con poetas de vidas apasionantes y, sobre todo, con obras increíbles, haciéndose en algunos casos muy populares. ¿Quién no conoce aquello de Poesía eres tú de Gustavo Adolfo Bécquer?

¿Qué es poesía?, dices mientras clavas

en mi pupila tu pupila azul.

¿Qué es poesía? ¿Y tú me lo preguntas?

Poesía... eres tú. 

Mira esta traducción a lengua de signos

La poesía que escuchamos en forma de música

Sabrás que a la poesía se le conoce como género lírico. Lírico viene de lira, un instrumento musical que sería para el acompañamiento de los poemas, cuyo sistema métrico, de rima y ritmo es igual que el de muchas canciones. Pero veamos también algunos ejemplos de poesía llevada a la música.

Leonard Cohen adaptó a la música el Pequeño vals vienés de Federico García Lorca. ¿No se puede considerar poesía la música de Bob Dylan? Aquí, Blowin in the wind.

¿Y qué me dicen las canciones de Joan Manuel Serrat adaptando letras de Antonio Machado o Miguel Hernández? Aquí, Para la libertad, un texto de Miguel Hernández.

Hoy en día, la cantante catalana Silvia Pérez Cruz asegura que intenta buscar la musicalidad en cada poema y ¿por qué no? Hacerlos canción. También ha adaptado el Pequeño vals vienés de Lorca.

Y podrías mencionar a muchos más: Violeta Parra, Patti Smith, Jime Morrison, Paco Ibáñez, Rosa León, Lou Reed, Ismael Serrano, Niño de Elche...

Medir poemas

Hay otras formas de conseguir ritmo, pero la más básicas son la medida y la rima. Aunque para tus creaciones optes por el verso libre, una práctica que hará que hagas el oído y te acostumbres al ritmo de la poesía es leer poesía con versos que sigan estructuras métricas fijas y con rima. Puede valer con leer, pero saber medir poemas ayudará a conocer cómo lo hacen otros autores y a que tú mismo puedas escribir tus poemas siguiendo estrofas canónicas. Te acercamos de forma básica a la métrica poética.

La rima de un poema

Lo mismo ocurre con la rima. La tendremos asonante o consonante. Puede estar en versos continuados o de forma alterna, hay muchas formas de distribuir la rima a lo largo de un poema o incluso no respetarla, pero también es necesario que seas capaz de analizar la rima de un poema, mira el siguiente vídeo del curso básico de poesía.

Y una vez que ya conoces medida y rima, puedes analizar métricamente el poema e incluso ponerle nombre a la estrofa que usa el autor. Tipos de estrofa hay muchos como puedes ver en este post.

Pero no te quedes solo con la poesía métrica e incluso en verso. La poesía mayoritaria a partir de la Generación del 27 ha sido el verso libre. Asimismo, también encontramos casos de poesía en prosa, hecha popular desde los Pequeños poemas en prosa de Baudelaire. Aullón de Haro dice que la poesía en prosa comparte con la poesía versal todos los elementos y recursos salvo la distribución en verso y lo que depende de ella. Otra visión es la de la prosa poética, es decir, prosa con aires líricos que no considera poesía por una mayoría de críticos.

Empezar por haikus y octosílabos

Los haikus son pequeños poemas de origen japonés; constan de tres versos de cinco, siete y cinco sílabas, respectivamente. Tiene tres reglas fundamentales:

  1. Tiene que mencionarse un elemento de la naturaleza.
  2. Se refiere solo a un evento o situación.
  3. Tiene lugar en presente, no en el pasado.
Anoche cubrí
mis hijos dormidos
y el ruido del mar. 

Watanabe Hakusen 


¿Te atreves a escribir tu propio haiku?

También puedes intentar escribir versos octosílabos. Puedes empezar por este ejercicio en el que están hechos y después hacer los tuyos propios.

Los recursos literarios

Los recursos literarios o figuras retóricas completan el lenguaje poético, reforzando el uso especial de la lengua que debe tener la lírica. En el siguiente vídeo tienes una explicación muy básica de algunos de los recursos existentes.

La metáfora

Una de las figuras literarias más potentes y más habituales en poesía, pero también en el lenguaje común, es la metáfora. No solo basta con aprender a utilizarlas, sino que debemos ser capaces de innovar y sorprender con ellas para alejarnos de lo común. En el siguiente vídeo, te hablamos de introducimos en el maravilloso mundo de la metáfora.

Imagina un paisaje o una situación y describe con metáforas. Acostúmbrate a jugar con las metáforas, ve probando como suenan, altérnalas y comprueba si otras personas entienden las metáforas que creas.

Pero recuerda que el listado de figuras literarias o figuras retóricas es enorme. Te quiero recomendar dos vídeos de un veterano profesor donde las explica todas, por si tienes algo de tiempo ;)

Inspiración

Ten lápiz y papel a mano o el teléfono móvil. Nunca sabes dónde puede surgir la inspiración. Mientras más actividad y más diferente tengas, e incluso mientras más libros leas, más ideas se te ocurrirán. La inspiración puede ser algo puntual o puede ser algo que se repite constantemente. Es importante anotar esas ideas, aunque solo con inspiración no se construyen poemas, es necesario posteriormente elaborarlos, repasarlos, revisarlos y probablemente rehacerlos para conseguir un resultado final óptimo.

El oficio del poeta se va haciendo poco a poco y parte por leer mucho. La inspiración puede ser una buena materia prima, pero hay que saber plasmarla con el oficio del poeta. A veces, el exceso de oficio puede tener el problema que haga perder frescura al poema.

Temas de la poesía

Hay quien dice que para la poesía, el tema es lo de menos, ya que se puede escribir un poema sobre cualquier tema. Dice Elena Medel: "Nada resulta ajeno a la poesía". Añade además la siguiente cita:

Más que un tema, un temblor que prenda la mecha.

Por lo tanto, no descartes ningún tema, quédate con esa idea que tienes, con esa inspiración que te ha invitado a darle vueltas a una serie de palabras para escribirlas. No obstante, no podemos obviar que hay un tema que ocupa una buena parte de la poesía de todos los tiempos: el amor. No sé si hay un estudio hecho, pero los poemas de amor deben suponer un porcentaje muy amplio en el total de poemas escritos en toda la historia. Así definió el amor Félix Lope de Vega en su soneto 126.

Esto es amor, quien lo probó lo sabe

Consejos para escribir poemas

Cada autor tiene un método diferentes para escribir un poema y a cada escritor se le debe leer de forma diferente. Queremos darte algunos consejos para escribir poemas que debes hacer tuyos:

  • Sugerir más que explicar. La poesía debe hacer pensar, no mostrar las cosas explícitamente, sino poner al lector en una duda que le muestre el camino para que él lo recorra. 
  • Ir a lo concreto y alejarse de lo habitual. De los temas generales se ha escrito mucho. Hay que intentar huir de tópicos y centrarse en el detalle, en esa situación concreta que sí hará que el lector llegue a conclusiones generales.
  • Sorprender desde la naturalidad. El artificio pasó de moda cuando finalizó el Barroco. Sé natural. Un poema no es mejor por usar muchos cultismos o parecer pedante. El mejor poema es aquel que sorprende, aquel que entendiéndose bien pone al lector ante situaciones que conoce, le genera sorpresas y emociones. 
  • Usa el poder de la imagen. Una de las características del género lírico para K. Spang es su predilección por la instantánea. Es decir, sitúa al lector en un lugar, ante una persona o un objeto y haz que se sienta allí. No trates de llevarlo a muchos lugares, sino a un único sitio, tan especial que le hace ser merecedor de un poema.
  • Ten en cuenta el tono. El vocabulario que utilices en el poema dará al texto un tono determinado. Puedes ir desde lo popular a festivo, a lo intimista o a lo formal. ¿Quieres mostrar algo que refleje el lenguaje de la calle o parecer un poeta romántico? Ten en cuenta a quién le quieres hablar, cuál es el mensaje a transmitir e intenta plasmarlo con el tono de tu poema eligiendo las palabras adecuadas.
  • No olvides las pausas. Hemos dicho que un poema se debe leer lentamente respetando la rima, pero también las pausas. La colocación de las pausas juega un papel importante en el ritmo y también se dice mucho con las pausas, ya que elevará la palabra anterior. A veces, se dice más con una pausa que con una palabra. Haces pausas con el final de un verso, con signos de puntuación y la evitas con encabalgamientos.
  • Mantén la humildad a la hora de hacer poesía. Normalmente, cuando terminamos de escribir un poema nos parece muy bueno, pero con el tiempo vemos sus defectos y creemos que es mejorable. Por lo tanto, sé humilde respecto a tu poesía, deja que sea otros los que opinen de ella y no tú.
  • Haz reposar tus textos antes de publicarlos o presentarlos. Esto va en la línea de lo anterior. En el momento en el que ha prendido la mecha, tenemos una predisposición que nos hace ser muy optimistas con lo que escribimos, pero hay que esperar porque los defectos aparecerán.
  • No dejes de leer, especialmente a los clásicos y su métrica clásica. Eso te dará base para escribir mejor. 
  • Escribe. Aunque te imponga respeto, aunque después no te guste, pero escribe porque es la mejor forma de mejorar e ir adquiriendo confianza.

No sé si todo esto te habrá servido. He intentado exponer parte de lo que yo sé, pero hay otros que saben mucho más que yo y que te enseñarán mucho más. Te voy a proponer varias formaciones.

Un libro para escribir poesía

Dentro de las guías de escritor de la editorial Alba, hay una traducción de una autora especialista en cursos de escritura, Silvia Adela Kohan, de una obra de Alison Crisholm. Se trata de un canto a la escritura breve y concisa que debe ser el poema. Tiene numerosas sugerencias y soluciones creativas lo que lo convierte en uno de los mejores materiales para escribir poesía.

Libro Curso práctico de poesía.

Un curso de escritura creativa

Taller especialmente pensado para plasmar en el papel todo aquello que te ronda la cabeza y romper cualquier bloqueo. De la mano de un instructor con experiencia, desarrollarás tus estímulos literarios y conseguirás desde el primer momento ese hábito que necesitas para sentarte a escribir y hacerlo con un proceso constante. 

Poco a poco espero poder ir ampliando esta página con nuevos recursos, vídeos y consejos para desarrollar tu creación poética. De momento, agradeceré comentarios a través de las redes sociales. Me puedes buscar en Instagram y Twitter como @josejavilara