Ventajas de los audiolibros y cómo sacarle partido

Hasta hace muy poco era bastante conservador en cuanto a mi forma de leer. Es decir, me limitaba al tradicional libro en papel y nada más. Aunque la lectura en libro de toda la vida sigue hoy siendo mi preferida, tanto el e-book como el audiolibro se han incorporado a mis hábitos y hoy me gustaría analizar ventajas de descargar audiolibros o escucharlos en aplicación de audiolibros y cómo sacarle partido.

Hace algo más de un año fue un dispositivo Kindle lo que me abrió las posibilidades y me hizo acceder a títulos que no tengo en papel, mientras que durante estas semanas, el audiolibro me hace disfrutar de la literatura mientras conduzco.

Por cuestiones laborales, durante este curso voy a pasar dos horas y media al día de lunes a viernes conduciendo. Si sumamos son 12 horas y media a la semana, 50 al mes y ¡500 horas durante un curso completo! Al principio me limitaba a escuchar la radio, medio que me apasiona. Sin embargo, no dejaban de ser noticias que ya había visto previamente en la tele u opiniones sobre informaciones que ya conocía del día anterior. Es decir, sentía que estaba perdiendo tiempo de mi vida, mucho tiempo.

Siempre había recelado del audiolibro porque pensaba que tiene que ser uno mismo el que se ponga su propio ritmo de lectura, el que imagine voces y el que tenga la capacidad de avanzar y retroceder, según lo necesite. Sin embargo, con tanto tiempo al volante lo vi como una posibilidad de leer en una época con poco tiempo para hacerlo.

Hice una búsqueda sobre audiolibros en internet. En primer lugar probé con audiolibros gratis, fundamentalmente a través de la plataforma Librivox, pero encontré locutores que no son profesionales, de diferentes nacionalidades y con mala dicción o baja calidad de sonido en algunos casos.

Probé otras formas de descargar audiolibros y terminé acudiendo a una plataforma que ya conocía por la publicidad en televisión, Storytel. Tienen una gran variedad de audiolibros en español con muchas novedades. He comenzado con la prueba gratuita y he de decir que me ha gustado, ya que sus narradores tienen la capacidad de meterte en la historia de lleno y engancharte.


La atención y el narrador

Una de las desventajas de los audiolibros es que tienes que estar muy centrado y concentrado. Con ello no quiere decir que no esté también centrado también en la carretera, sino que a veces cuando conducimos, tendemos a pensar en nuestras cosas y eso nos puede hacer perder atención al programa de radio que suena o al audiolibro que tenemos puesto. Por eso, es importante que el sonido sea de alta calidad y que la voz sepa interpretar, introducirte en las descripciones, generar expectación, emoción, misterio y alegría.

Por lo tanto, mi experiencia con los audiolibros es que suponen una forma de aprovechar el tiempo al volante, si no tuviese que conducir probablemente mantendría la lectura tradicional, pero para mi caso concreto los audiolibros en español son una solución ideal, aunque no olvidaré la lectura en papel y en digital.

En cuanto al ritmo de lectura, puedo decir que el comienzo de esta experiencia ha sido la lectura de un libro de casi 500 páginas en 10 horas de escucha.

Eso sí, el audiolibro siempre te resta libertad en la lectura, ya que terminas otorgando una voz determinada a la historia y te impide, al menos si vas conduciendo, retroceder en la página si no has comprendido bien algo. Por eso es fundamental que el libro esté bien leído, bien narrado y bien interpretado, tener una voz que capte el ritmo es fundamental.

Sinceramente, no me veo en el salón de mi casa escuchando un audiolibro, pero para un trayecto caminando, corriendo, en el tren, en el metro o en el coche como en mi caso, sí.