La final de Champions: los contrastes del fútbol


Las instituciones de la ciudad galesa de Cardiff prevén que el partido que disputarán el Real Madrid y la Juventus el sábado con motivo de la final de Champions tendrá un impacto económico para la ciudad de más de 53 millones de euros. La ciudad británica también acogerá la final de la Champions League femenina el jueves 1 de junio, además de celebrar el Festival de la UEFA durante la misma semana del partido, para todo ello se espera la llegada de 200.000 visitantes.



Eso será solo en Cardiff porque a nivel mundial será mucho mayor el impacto con más de 400 millones de espectadores de 200 países. En concreto, la final que el año pasado enfrentó en Milán a Real Madrid y Atlético de Madrid, excedió los 400 millones de euros de impacto económico, según datos de la escuela de negocios portuguesa IPAM. En España se generó el 40% del total al involucrar entonces a dos clubes españoles. Fue un impacto económico en territorio nacional, pero sobre todo en Madrid, ya que la final de Milán repercutió en el consumo en el hogar y en la restauración. Viendo las cifras que genera el fútbol y lo que puede llegar a ganar un jugador de esta categoría, puede parecer incluso lógico que haya padres capaces de pegarse para que sus hijos alcancen algún día este nivel, aunque no deja de ser una bestialidad.

La deuda del fútbol

Curioso todo esto y las cifras que se mueven en las principales categorías del fútbol europeo, sobre todo cuando el fútbol español arrastra una deuda total de 3.440 millones de euros, debiendo a Hacienda 230 millones de euros. Aunque parecía que empezaba a bajar la deuda, ya que en el año 2008 se superaron los 4.000 millones, en la temporada 2014/15 volvió a subir levemente, según los datos del Consejo Superior de Deportes. Además de la deuda con Hacienda, otras instituciones públicas como Seguridad Social, gobiernos autonómicos y ayuntamientos sufren este déficit, así como la empresa privada, que es la que acumula más morosidad por parte de los clubes. Todos sufren el fútbol, pero también entre todos sustentan este gigante imparable, ya que la mayoría de las voces advierten que parar el fútbol en España supondría ponerse a medio país en contra. A todo esto podríamos sumar además el número creciente de futbolistas de élite a los que el fisco ha pillado recientemente evadiendo impuestos.

El fútbol pobre

Mientras en las altas esferas se permite casi todo y se mueven miles de millones de euros sin conocer muy bien el destino, en países de todo el mundo muchísimos niños no tienen ni un balón digno para jugar, algo que pasa a un segundo plano porque tampoco tienen para comer. Pero no hay que irse tan lejos, ya que en categorías de fútbol modesto, clubes en España acumulan mensualidades a sus jugadores, que difícilmente llegan a final de mes, el listado de clubes desaparecidos en las últimas décadas es muy extensa, dejando en el aire numerosas deudas que jamás se han recuperado. Esto ocurre en el fútbol, pero en otros deportes hay practicantes de primeras categorías e incluso competidores internacionales que tampoco pueden ganarse la vida con todo su esfuerzo deportivo.

Cuando el sábado estés viendo en cualquier lugar del mundo la final de Champions disfrútalo, pero tampoco estaría mal pensar en que mientras el Real Madrid y la Juventus se miden entre sí, habrá otros muchos deportistas en campos, pabellones o en la calle que necesitan tu apoyo mucho más que las grandes figuras.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.