Rafael Montenegro: Un superviviente, un libro de historia de más de un siglo


Salir vivo de mil batallas, superar cada adversidad y nunca renunciar a la vida, recuerdos que se agolpan. Es todo un privilegio tener la posibilidad con más de un siglo de vida de poder seguir contando esos recuerdos, muchos de ellos cargados de dolor, pero pese a ello es regar de sabiduría a las personas que lo acompañan. Esta semana estuve visitando a Rafael Montenegro, el martes cumplió 101 años, edad poco habitual para un hombre, es el más mayor de la residencia de Humilladero y sus hijos querían que de alguna forma quedase grabado su testimonio, ya que fue un hombre del campo que se vio inmerso en la Guerra Civil, combatió, pero también deambuló de un lado para otro evitando bombardeos y pasando hambre y sed, relata una escena en la que tuvo que beber agua de un charco rodeado de muertos y de sangre. Después además estuvo en la cárcel, cuando salió, tras estar en condiciones infrahumanas, solo pesaba 45 kilos y ni su familia lo reconocía. Regresó a su casa en La Carlota (Córdoba), pero ya nada volvería a ser igual, aunque conoció a la que sería su mujer mientras cogían aceitunas, en ella y en su familia encontró la felicidad, tanto en Andalucía como en Cataluña, comunidad a la que emigraron. He querido reflejar su testimonio en Onda Cero de la siguiente forma.


No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.