El cambio político y la prostitución del periodismo


No aguanto más, no lo soporto. Tengo mi muro de facebook lleno de presuntas noticias contra partidos políticos publicadas en medios de comunicación que se crearon ayer, de artículos de referentes del periodismo que ellos no han escrito, de titulares impactantes en los que pinchas y no existen, de fotografías que en realidad son montajes... entre otras muchas cosas. Dijo Carpentier que el periodismo es una maravillosa escuela de la vida, pues o el periodismo está prostituido o eso, sencillamente, no es la vida.

Entro en algunos de estos presuntos medios de comunicación digitales que de inicio tienen una apariencia atractiva, simulan a un periódico online, pero entrando en sus informaciones todas hacen referencia a un determinado partido político. Sí, han surgido medios para criticar a Podemos -los que más-, pero también al PP, a Ciudadanos, para dividir al PSOE o para hablar solo de un caso de corrupción ¿Qué ocurrió con la pluralidad? ¿Cómo puede haber periodistas que estampan su firma, que incluso ponen su cara en estos escaparates donde solo se vende un producto? ¿Cómo se pueden hacer montañas de granos de arena y que la gente se lo crea?

Pero si estos espacios existen es porque hay que gente que los lee, el ofendido de turno que enlaza sus titulares en su muro de facebook, que comparte el enlace en un grupo, que vuelve a ser compartido y a partir de ahí se expande en un bucle que tiende al infinito sin que nadie verifique de donde viene la noticia, sin mirar fuentes, ni si el medio es fiable o no, ni si se contrastan las informaciones, ni si detrás de eso hay periodistas o juglares...



No debemos además olvidar que detrás de muchos de estos titulares e imágenes hay personas, referencias a personajes de la vida pública, pero que también tienen vida privada, que tienen su pareja e hijos y en muchas ocasiones hay artículos donde todo se mezcla. Tampoco podemos olvidarnos de los derechos de autor, en ocasiones para que un medio publique una información o dé una exclusiva hay muchas horas de trabajo detrás para que llegue el gracioso de turno y fusile una información en su periódico digital o en un blog, la dé como suya cambiando el orden de las palabras o cite al medio original, pero no lo enlace.

Solo quiero darte un consejo. En este país existen medios de comunicación que llevan décadas haciendo periodismo, publicando noticias que te podrán gustar más o menos, pero te aseguro que con una base fundada en la verdad, medios que se hicieron cada madrugada en las rotativas de impresión y que hoy siguen dándose codazos en el mundo digital manteniéndose con los mismos procedimientos de cocción de la información y la opinión. Hay también nuevos medios, periódicos digitales a los que el transitar de la pluralidad y la veracidad irá dándoles cuerpo como ya ocurre con muchos. Cuando veas en una red social un titular apasionante y salga desde lo más profundo de ti el ansia por compartir, verifica de dónde viene y solo cuando en esa fuente haya pluralidad, verdad y trayectoria, dale difusión. 

Me da igual si lo que enlazas es sobre un caso de corrupción, una información de un nuevo partido, una imagen impactante o un suceso, me da igual, pero el muro de nuestra red social es también nuestra humilde portada de periódico en la que tú eres el director del que depende que allí haya verdad.

@josejavilara

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.