Obligado freno a mis intentos de literatura y deporte


Durante estas semanas me estoy viendo desbordado. Afronto nuevos retos profesionales y me he estrellado contra imprevistos que lo han complicado todo, aunque también he dado la bienvenida a buenas noticias. Desde la semana pasada me podéis leer en diario Sur, escribiré sobre los municipios del norte de Málaga, especialmente de sábado a lunes, mi intención es contar historias sociales, humanas, intentando trasladar la vida de unas gentes con las que siempre he tenido contacto. Me lo tomo como una vuelta a mis orígenes, al periodismo más auténtico, aquel en el que comencé hace ya 14 años, busco reencontrarme con una profesión que me ha dado mucho, pero que también me ha desilusionado.

Intentaré también estar en otros proyectos digitales crecientes como Deporte del Sur, cuya acogida en el mundo del deporte popular, especialmente en el triatlón y la natación de aguas abiertas ha sido espectacular en los últimos meses. Seguiré además con mi labor de marketing de contenidos y copywriting para algunas webs por encargos puntuales, para ello tengo un acuerdo con la empresa TD Web y seguiré con Textos Internet, plataforma a través de la cual ya hay finalizado un libro sobre redacción en internet que saldrá publicado en breve. Y todo ello, compaginado con mi diaria labor en Onda Cero Antequera y Onda Cero Málaga. A través de www.deporteantequera.com podréis escuchar los programas de Onda Deportiva Antequera. Y diréis que Javi Lara tiene todos los trabajos para él solito. Ojalá tuviese solo uno y pudiese ganarme la vida con él, pero desgraciadamente, así es la vida de un autónomo hipotecado hoy por hoy en este país, hay que multiplicar las vías de actuación para sacar un salario normal una vez que le restas todos los gastos.

Además, toda esta evolución profesional no es posible sin la formación constante y continua, de ahí que el curso académico lo haya comenzado con la matriculación en un máster que me va a quitar hasta el próximo verano casi todo el tiempo libre que tenía y por el volumen de exigencia que estoy encontrando, creo que también horas de sueño. Tengo además que añadir que el 23 de octubre cuando volvía de la presentación del curso, sufrí un accidente de tráfico, sin gravedad, pero con esguince cervical como diagnóstico, dos semanas y media de baja laboral y ahora mismo teniendo que acudir diariamente a rehabilitación, con molestias que además limitan mi movilidad.

La vida es un camino oscuro. Cada persona lleva un foco con el que podemos alumbrar la dirección a seguir, pero no todo lo que existe por delante. Cuando nos encontramos un cruce, no se puede continuar por dos caminos al mismo tiempo y ante tanto volumen de posibilidades tengo que dejar algunos de esos caminos para otras etapas de mi viaje. Por eso durante unos meses tengo que echar el freno a mis intentos de literatura. Suspendo el último recital de "Extractos de mi colección de corazones" que estaba previsto en Priego de Córdoba para la próxima semana, agradeciendo lo bien que han ido las ventas del libro, si alguien no tiene ejemplar y quiere adquirir uno puede contactarme en josejavilara@gmail.com en los últimos días porque apenas queda una decena de libros. A final del verano, terminé mi primera novela, que de momento va a madurar en el cajón a la espera de poder dedicarle tiempo a revisarla y pulirla. Y de momento solo voy a poder anotar ideas, quizás algunas líneas de relatos o poemas, no habrá tiempo para más, ni siquiera sé si podré seguir actualizando esta página ni el espacio en facebook El Coleccionista de Buenos Momentos.

También tengo que echar el freno a mis experiencias deportivas, que no quiere decir que no piense en deporte, pero de momento no puedo nadar ni correr. Eso sí, no olvido a todos mis amigos y hermanos deportistas y estamos inmersos en un nuevo proyecto de club que espero marque una nueva etapa en el deporte de la comarca. Ayudaré en lo que pueda.

Si has llegado a estas últimas líneas, solo puedo agradecerte que me dediques tu tiempo, las muestras de apoyo tras el accidente han sido enormes, cada día en la calle y en las redes sociales me encuentro con nuevas personas que me leen o escuchan y todo eso me hace sentirme un privilegiado en un mundo que atraviesa tiempos difíciles. Solo queda continuar, poner mimo y sacrificio en cada tarea, organizarse bien para cumplir con la dura etapa actual, ya vendrán otras mejores. Gracias.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.