Más puentes y menos alambradas

javi-lara-prosa-poética-amor

A veces nos pasamos la vida pensando en los problemas y no en las soluciones. Bajamos escaleras hacia el sótano cuando a veces la salida consiste solo en girarse y subir. Rodeado de problemas, yo pensé soluciones, las levanté con ladrillos de esponja para que amortiguaran cada caída, acolché mi corazón para protegerlo de zancadillas y martillos, tracé un camino en base a un puente tras otro porque todo eran gargantas y acantilados. A lo lejos te vi, descubrí mi destino tras una alambrada que nunca parecía terminar. Agoté puentes y escaleras para rodear el mundo, llegar al final y verme frente a tus ojos. Para ese momento ya no quedaba nada más, había que saltar, pero fue entonces cuando ya no temí el daño de los golpes, me impulsé directo hacia tus brazos y en ellos hicimos el puente más resistente que nunca nadie conoció.




No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.