Cuando tienes un sueño tienes que agarrarlo y nunca dejarlo ir


Fue algo que dijo Carol Burnett. "Cuando tienes un sueño tienes que agarrarlo y nunca dejarlo ir". Puede que precisamente éste no sea el momento en el que cumplirlo o puede que no sea cuestión de un día o de una semana, pero siempre debes tenerlo presente, trabajarlo y en algún momento terminará por llegar.

Terminar una maratón de montaña con sus 42 kilómetros y más de 1.600 metros de desnivel no es algo que se pueda finalizar porque un día te apetezca hacerlo. Hay que prepararse primero psíquica y después físicamente, pero si se tiene la convicción y la constancia, lo harás. Fue lo que viví el sábado en el Desafío Sur del Torcal, en Antequera, prueba que desde su nacimiento hace tres años, he tenido la suerte de vivir de primera mano como 'speaker'. Javi Lara nunca ha terminado una maratón, ni siquiera ha corrido nunca más de 10 kilómetros, distancia que sí ha superado con creces nadando, pero es algo que está ahí. Siempre que estoy inmerso en una de estas citas lo tengo presente. Pero éste no es el momento, antes tengo que terminar otros retos en marcha y el de correr y finalizar una maratón, ya vendrá. Sin embargo, sí hice mía la alegría de muchos que cruzaron una línea de meta mágica. Porque el sábado fue el día de cumplir sueños, de hacer historia personal para muchos que se adentraron en un día de niebla y barro para surcar montañas, dar un paso tras otro e integrarse con la naturaleza para sufrir y disfrutar. Desde aquí, felicitaciones para todos, convertidos en ídolos para mí.

Si se puede imaginar, se puede conseguir
Yo soy de los que piensa que si se puede imaginar se puede conseguir. Al principio seguramente lo verás lejos, pero es cuestión de proponérselo. Anota tu sueño en un lugar bien visible, donde lo veas cada día. Cada vez que lo tengas en frente, busca una razón, un motivo que te empuje para cumplirlo y esa simple práctica te irá autoconvenciendo. En los momentos de dificultad, piensa en tu sueño y en sus razones y al final terminará llegando el día en el que te veas cruzando esa meta.

Yo ahora mismo tengo algunos retos pendientes, no deportivos precisamente, pero sobre todo tengo uno que veo cada vez más cerca. El camino lo inicié hace varios años y he tenido que renunciar a muchas cosas para continuarlo. Porque recuerda además que para conseguir un sueño, a veces hay que renunciar a muchas cosas que te gusta hacer. El camino no es fácil, pero si realmente te llena y te motiva, te aseguro que al final, todo lo que luches merecerá la pena.



No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.