Perderse y encontrarse a la vez

Adentrarse en un lugar desconocido, al borde de perder el rumbo, pero al mismo tiempo tener la impresión de que eso te gusta, de que ahí está gran parte de tu ser, empiezas a reencontrarte con sensaciones, contigo. Es perderse para los demás, es encontrarse para uno mismo.


El cambio como modificación del estado natural del ser. 
Pasos que te llevan hacia un túnel y que al mismo tiempo te hacen salir de él. 
Deshacerse del ancla que condiciona tus días.
Mirar al frente sin encontrar nada reconocible. Y querer seguir.
Avanzar con la sensación de estar perdiendo el norte, pero seguro de cada paso.
Continuar en la seguridad de estar encontrando la esencia. 
Empezar a vivir lo nuevo, empezar a vivirse uno mismo.
Es cuando te das cuenta de que estuviste mucho tiempo dando rodeos.
Es cuando un paso de ahora vale más que mil de los de antes.

Si te ha gustado este texto, también te gustará APARIENCIAS
Lee más poemas de Javi Lara AQUÍ.



No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.