La vida que se escapa en el pasado


Pasó toda la noche leyendo su diario. Dos años y medio de su vida en decenas de páginas. Hojas adelante, pero sobre todo atrás, no pudo dormir. Rememoró una y otra vez los errores, lamentándose, conteniendo las ganas de gritar y de abofetearse. También hubo cosas buenas ¿las disfrutó lo suficiente? No se detuvo en analizarlo, pero sí en indagar en lo negativo ¿Cómo dar marcha atrás? Con un simple gesto diferente todo habría cambiado. Pero ya no había nada que hacer y, sin embargo, aquel diario seguía monopolizando su atención. Dormía en el pasado pese a que ya había amanecido en un exterior cargado con los sueños de las nuevas oportunidades. Pero él seguiría reclutando decepciones, víctima de las pesadillas de sus acciones y haciendo bueno a Pierre Bonnard: "Cuanto más mires hacia atrás, más difícil te resultará mirar hacia delante".

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.