Vaivén


La vieja mecedora del porche
ya no se agita con el viento.
Ni al mismo ritmo se columpian
tus tirabuzones en el parque.
Las banderas del balcón para ondear
necesitan raudos giros de mástil.
Se pararon los péndulos, los cucos y las olas,
todo el vaivén 
se vino a mi corazón.

2 comentarios:

Con la tecnología de Blogger.