Viaje sin anclas

Loch Lomond #Anclados
©Javier Lara. 2014
No necesité echar anclas
para que te aferraras a mi lado.
Una mirada bastó
para que subieras a mi barco.
Fuiste polizón bajo mis velas
sin permiso del capitán,
oculta al calor de mi camarote
busqué convertirte en damisela.
Luego vendrían las heridas
para las cadenas arrancarme
y partir en bote salvavidas
avanzando a golpe de besos.
Y no hayamos más tierras
que cuatro islas donde abastecernos.
No vimos pueblos ni faros
sí una botella de la que extraje 
un mensaje que susurraba:
Mi puerto eres tú.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.