Es hora de dormir


0.42 horas ya del 19 de febrero. Hace muchos minutos que dije que me iría a la cama. Pero aún soy incapaz. El día ha sido agotador, sin respiro, sin hueco donde encajar un minuto en el que sentarme a pensar y reflexionar. Me pesan los párpados, el sueño me envuelve en una telaraña que me susurra al oído que pulse "Apagar Equipo" en el menú Inicio, pero mi interior me dice que aguante, que me ponga frente a esta entrada de blog para al menos dedicarme unos minutos a mi mismo en este final de día. Tengo muchas preguntas que hacerme y que aún no me he hecho, quizás debería lanzármelas ahora, pero tampoco lo voy a hacer. No estoy en el mejor estado para formularlas y mucho menos para responderlas. Posiblemente me las automedique en dosis lentas.

No ha terminado aún mi día de hoy y tengo la sensación de que ya ha empezado el de mañana. El tiempo no para, la vida me causa vértigo a veces, en ocasiones pasa lenta... 

Cada día que pasa hay más cosas que me incomodan, siento que con las que estoy a gusto son temporales y que hay oportunidades que pasan ante mis narices y las dejo escapar. Todo esto carga mis venas de un veneno deseoso por salir, hasta que llegas tú con tu remedio. Sin embargo, hoy no te vi ¿y mañana? Es hora de dormir. 

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.