Desorden (II)


Alexis Martín tenía la cabeza invadida por las ideas. Las imágenes se amontonaban sin un orden preestablecido en su mente sin saber qué dirección iban a tomar. Ninguna 'brainstorming' era capaz de dejar su mente en blanco para ponerse de una vez por todas a trabajar en el proyecto que tanto ansiaba, que tantas veces había comenzado y nunca finalizado, ni siquiera alcanzado la mitad. Y no le iba la vida en ello, no necesitaba de aquel proyecto para su subsistencia, era quizás una asignatura pendiente con su moral, un objetivo que se alargaba con los años que para un hombre acostumbrado a triunfar era incapaz de alcanzar. Pero allí pasaba, horas examinando su mente, con imágenes pasando por delante de sus ojos, sin la capacidad de parar alguna y poder completar aquel lienzo. El desorden puede con el artista.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.