La primavera no llega



La primavera no llega. No hay sonetos que logren abrir este cielo gris. No hay ojos azules que me devuelvan el sol de este abril. No hay rimas que pongan en orden mi vida, ni suspiros que me tapen de esta fina lluvia que no moja, pero cala. Y es tu ambición para mi tan amarga que me impide luchar por ti, aunque me muero sin tu mejilla rozando mi cuello, sin la palma de tu mano sobre mi espalda, sin tus verbos susurrados al oído y tu aliento penetrando en mi piel a fuerza de te quieros. La primavera no llega... quizás lo hizo y no me di cuenta.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.