La Vega


La inmensidad hoy se puso a mi altura,
el abismo estuvo a mi borde y no al revés.
El mundo me ha dado la vuelta
y Dios dice que estoy omnipresente.
Los paisajes hoy divisan personas,
se sintieron dueñas de todo lo que ven.
No hubo más civilizaciones anteriores
a piedra sobre piedra,
espigas y flores,
tierras de olivos,
gentes de bien.

2 comentarios:

Con la tecnología de Blogger.