Mater dolorosa


Cuando hace unas semanas mi amigo artista archidonés Blas me propuso realizar unas lecturas poéticas en su espacio independiente de arte como complemento a la exposición colectiva Mater Dolorosa que tendrá lugar en marzo, no me pude negar. Durante estos días estoy trabajando en la obra que leeré en lo que será la primera presentación en público de obras propias. Será prosa poética que hablará de amor, de dolor, de María con alguna sorpresa. Dejo algún fragmento que adelanto para los lectores de mi blog.

Busco consuelo y mi mente lo imagina en ti. Quiero que me abras los brazos, mi mejoría es notar que sufres menos. Quiero ayudarte y que a su vez me ayudes. Extiéndeme tus manos, las mismas que sujetan tu alma que ha bajado hasta el pecho. Bendice para siempre mi espalda y susúrrame al oído. Un abrazo tuyo, María, es mi consuelo. Quiero apoyar mi mejilla en la tuya y hacer de mi rostro la continuación del recorrido de tus lágrimas. 

3 comentarios:

  1. Sinceramente, y sin decir que este no me agrade, me gusta más cuando escribes textos en tercera persona. Suerte en esa lectura.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.