Solitario


El viento abofetea esta mañana
la espalda que tú no acariciaste anoche.
Me hiciste sentir desdichado e idiota,
como poeta desenamorado ante hoja en blanco.

Si llegas hoy ya no podría ser lo mismo,
pues cerré el libro de nuestro camino juntos.
Las últimas páginas se quedaron sin final
cuando no imaginaba que salieras de él jamás.

1 comentario:

Con la tecnología de Blogger.