30 años como coleccionista de buenos momentos


Hoy cumplo tres décadas. 30, número redondo, psicológicamente aplastante, lo que unido a las canas que empiezan a aclarar mis sienes, me hace sentir mayor. Es un día en el que es inevitable echar la vista al pasado. En todas esas personas que han pasado por mi vida. Recuerdos nítidos hay muchísimos, otros más nublados porque no hay interés en rememorarlos o porque siemplemente han pasado sin más. Reconozco que hay personas que han pasado fugaces, que me hubiese gustado que permanecieran durante más tiempo a mi lado, o también porque fui yo el que les di la patada. Hay personas imborrables, amigos de la infancia, la primera chica que me gustó en el colegio, los colegas con los que tomé la primera copa, la chica que besé por primera vez... 30 años y 30 millones de recuerdos. La vida pasa, con sus rachas buenas y sus rachas menos buenas, como pasan las personas, aunque algunas perduran. Hoy he extrañado a muchas de ellas, pero también he celebrado que otras estuvieran por primera vez o por enésima vez. Y cómo cambian los tiempos. Ya no espero una fiesta de cumpleaños como cuando era niño, pero sí que mis familiares y amigos se acuerden de mí. También alguna celebración ¿por qué no?, llamadas de teléfono, sms, saludos por la calle y decenas de mensajes en las redes sociales. Los tiempos cambian y reconozco que no atravieso una buena época. Me he sentado a escribir esto porque un poco solo sí que me encuentro. Estoy en un periodo de renovación, intentando borrar y esquivar algunas cosas, recuperando otras y buscando nuevos retos y personas con las que compartir momentos. Al final porque quizás sólo soy eso, un coleccionista de buenos momentos en los que siempre recuerdo a la persona que está al lado en ese instante. Un pestañeo sirve para que esa mirada se quede grabada y que en días como éste se pueda reproducir en mi mente y provocar una sonrisa. Mañana comienzo mi cuarta década de vida y todavía tengo sitio para continuar mi colección ¿te unes a ella?

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.