Caducidad: 24 horas


Hemos compartido tantos momentos juntos
que un día sin noticias tuyas se hace extraño,
un desierto en mi habitación sin oasis
mientras como cactus azul me voy secando.

Los minutos dejaron de contar hace algunos suspiros,
se repiten cíclicamente, se cruzan, chocan en espiral.
Miradas vacías se estrellan en el gotelé de la pared,
no queda alegría, ni sueños sin mirarte a los ojos.

Mi corazón es un ser perecedero
que no aguanta sin estar refrigerado.
Tu compañía es una lluvia de escarcha
cuando la temperatura es de mil grados.


3 comentarios:

  1. No sabía de tu faceta de Poeta Javi, muy bueno Amigo,

    ResponderEliminar
  2. Es una afición que me sirve para desconectar de la rutina diaria y desahogarme, sólo eso.

    ResponderEliminar
  3. Buen poeta Javí, yo también me desahogo escribiendo algunos de mis micropoemas, toda depresión se cura poquito a poco.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.