Te diré te quiero


Es una mañana gris. Veo tras el cristal esa gran nube que lo cubre todo. Que se funde al fondo con el horizonte, allí donde la mirada se hace un borrón y no se distingue el paisaje. Hoy estoy sobrio, tranquilo, pero no todo fue siempre así. Mi mente recuerda mientras el café se enfría y mantengo el asa de la taza entre mis dedos. Estas mañanas de domingo fueron un día muy diferentes. Entre sábanas propias o a veces ajenas. Tras noches de discoteca o terraza bajo cielos estrellados. Tras horas de desfase o pasión. Tras kilómetros de vértigo o de fiestas en casa. Anoche no salí. Vivimos nuestra fiesta particular en el sofá. Sin alcohol ni acelerador, pero a tu lado. Esta mañana lo recuerdo con una sonrisa. Miro esa nube gris mientras me hablas desde la cama. Dejaré la taza semivacía sobre la mesa, caminaré hacia la habitación y te diré al oído te quiero.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.