Siempre podré escribir de ti


Mientras aún estás en la cama, yo asumo el reto de este folio en blanco. Voy a aprovechar este tiempo para romper el umbral del día a día e intentar trazar una ficción. Y empieza a fluir el texto en mi cabeza. Pienso en una pareja. Pienso en un paseo en un día ventoso, pero soleado. Pienso en una sonrisa, en un gorro de lana bajo el que cae tu flequillo, en dos manos agarradas, en un beso mientras esperamos en la parada del autobús.  Pienso en aquel vestido del escaparate que quieres probarte, en un pellizco en el brazo cuando te hago una broma, en esa mirada pícara cuando quieres conseguir algo. Pienso en aquella cena que cocinamos entre los dos, en la película que vinos anoche, en ese bar que descubrimos en un callejón perdido. Pienso en nuestras huellas que quedan atrás durante un paseo por la playa, en cuando tarareas una canción mientras conduzco, en cuando me animas al volver del trabajo. Y pienso en que ambos estamos ahora mismo solos en lugares diferentes de la casa, aunque oyendo tu respiración cuando no tecleo y con ganas de acercarme, meterme bajo las sábanas y sentir tu calor. Y pienso además que no soy capaz de imaginar, me es imposible crear ficción porque estoy tan a gusto en mi realidad contigo…

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.