El extraño soy yo

Llevo un peso desconocido en mi interior,
un sentimiento extraño que se acerca al dolor.
Que me empuja irrefrenable contra el viento
en un camino que se me hace cuesta abajo.
No soy el capitán que ordena en este barco,
la tripulación presume de tener voz propia.
Este corazón mío quiere independizarse,
mando órdenes que se niega a asumir.
Quiero lo que no quiero, pienso en lo que niego;
hablo sin sentido, no puedo decirlo;
porque mi corazón habla y no quiero escucharlo
porque lo que llevo dentro es un sentir extraño.
El camino fácil está lleno de obstáculos
que los sentimientos se encargan de no salvar.
Quizás no sea extraño, pero no hallo solución
y tengo claro que quiero llegar al final.
No siento lo que quiero, hay desencuentro.
Una dicotomía que sólo me hace dudar,
pero que también me impulsa a sacar conclusiones:
está claro que en este poema el extraño soy yo.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.